Usa tu DINERO con INTELIGENCIA

Usa tu dinero con inteligencia Por: Miranda Gomez: Haz clic aqui y recibe tu CURSO GRATIS

En los tiempos difíciles, ahorrar lo más posible, hasta el último peso, se vuelve un estilo de vida. A pesar de que vivir gastando la menor cantidad posible de dinero no es divertido, la aplicación de esta disciplina paga a través del tiempo.

A veces, uno desearía simplemente ganar más, y esto por supuesto que no tiene nada de malo, pero cabe preguntarse lo siguiente:

¿De qué te sirve ganar más si vas a gastar más?

En este articulo, voy a darte razones de peso para ahorrar, y veremos saber cómo crear riqueza a partir de cualquier nivel de ingresos.

1: No se trata de cuánto ganas, sino de mantener tus gastos bajo control, aún cuando estés ganando mucho.

No sé si sabias esto, pero la mayoría de los billonarios de rango mundial, tales como  Bill Gates, Carlos Slim, Warren Buffett, Donald Trump, etc., son todos famosos por ser frugales, al grado, incluso de vivir austeramente.

De hecho, Donald Trump en su libro “Cómo pensar como un Billonario” tiene todo un capítulo acerca de la importancia de ahorrar hasta el último centavo. Warren Buffett es también famoso por vivir con muy poco, no es un gran derrochador de lujos, a pesar de su gran patrimonio. Incluso si se hace de algunos lujos, la cantidad que derrocha es microscópica en comparación con los ingresos de sus inversiones. ¡Esta es la clave!

Si deseas tener más dinero, es necesario dar prioridad a dónde va tu dinero. Los ricos se pagan a sí mismos PRIMERO.

Esto significa que antes de pagar cualquiera de tus cuentas, debes ¡PAGARTE A TI MISMO PRIMERO! Trata de conservar la ganancia que has conseguido con tu trabajo.  Si quieres gastar, te recomiendo que lo hagas, pero comprando algunos activos que te puedan, a su vez, hacer ganar aún más dinero.

En Asia, la gente es disciplinada y ahorrativa en sus finanzas, en muchos países de aquel lado del mundo las personas tratan de  ahorrar el 10 por ciento de sus ingresos para la jubilación y 3 meses de ingresos para emergencias, pero esto no es suficiente. Las poblaciones de estos países asiáticos buscan ferozmente reducir costos y tratan de ahorrar alrededor del 25 por ciento de sus ingresos.

No es de extrañar que muchos países de esa región, en menos de 30 años hayan brincado de la devastación total (Vietnam, por ejemplo) a ser hoy un modelo de desarrollo económico envidiado por nuestros países latinoamericanos.

La realidad es que puedes perder tu empleo o tu fuente de ingresos en cualquier momento. Por esta razón, yo te recomendaría tratar de guardar el valor de un año de ingresos, así como invertir más del 10 por ciento para tu jubilación, y de esta forma minimizar los riesgos. Después de haber guardado un año de ingresos, busca la diversificación para tus ahorros en dinero para resistir la inflación.

Es importante diversificar. Para la liquidez a corto plazo y el pago de deudas, lo mejor es el efectivo, por supuesto, pero con las bajas tasas de interés que pagan las inversiones en bancos, la pérdida de valor de tus ahorros es un hecho, y para proteger a tu dinero de la inflación, es necesario darle un uso más inteligente que simplemente tenerlo guardado o invertido en un banco.

2: La deuda destruye tu libertad financiera, te quita flexibilidad, y se come tus ingresos.

Claro, puedes decir que algunas deudas, (tales como una hipoteca, es decir el préstamo que usaste para comprar tu casa) no son necesariamente malas. Y hay algo de verdad en esto, pero es imprescindible asegurarse de que en la hipoteca no se esfumen tus ingresos.

Tener tu casa propia puede ser agradable, pero la vida va a ser dura si vas a gastar la mitad de tus ingresos mensuales en el pago de tu hipoteca. Es dinero que tú vas a pagar obligatoriamente, no puedes decir “este mes o voy a invertir en otra cosa”.  Por lo tanto, si vas a comprar una casa, quédate dentro o por debajo de tu presupuesto.

El agente de bienes raíces gana comisiones y tiene un incentivo para vender las casas que tienen mayor precio, de tal manera que, cuando andas buscando una casa para comprar, siempre tienes la presión del vendedor encima, tratando de que le compres la casa de mayor precio posible. No importa cuánto la deseas, no compres esa casa que te puede ocasionar problemas a la hora de hacer los pagos mensuales.  ¡Mantén la disciplina! ¿Quieres ser rico o no?

Ahora bien, si ya tienes una hipoteca, no te desanimes, por lo menos es una deuda por una casa. Esto es mucho mejor que la deuda de un coche caro, deudas por los juegos de azar, o pagos a una tarjeta de crédito.

Mantener bajos niveles de tu deuda es imperativo ya que vivimos en un mundo incierto, donde puedes perder tu fuente de ingresos en cualquier momento. Cuando pagas intereses de deudas, no obtienes nada a cambio. Si te endeudas por ir a jugar al PlayCity o porque compraste cualquier cosa superflua con una tarjeta de crédito, entonces esto equivale a que te conviertes en una especie de esclavo moderno. Pasas de ser un hombre libre a ser alguien obligado a trabajar para pagar intereses.

Haz de cuenta que tiras tu dinero a la basura, perdiendo así la valiosa oportunidad de ponerlo a trabajar para ti.

3: Saber cómo gastar el dinero es aún más importante que saber cómo ahorrar

Uno de los secretos clave sobre las personas ricas, es que se pasan la vida comprando activos. Muchas personas que hoy son ricas son, en, realidad, gente promedio que tiene ingresos promedio, pero que, usando su dinero correctamente, con el tiempo llegan a ser ricos. De gran ayuda para empezar a comprender esto, es importante ver este par de mitos:

Mito: Una casa es un activo.

Realidad: Una casa es un pasivo, ya que no produce ningún ingreso, es posible que no suba de valor como se esperaba, y te cueste mucho dinero mantenerla.

Mito: Un coche es un activo.

Realidad: A menos que tengas un negocio de venta de autos o tu coche sea lo que produce tu ingreso, un coche es una gran responsabilidad que sólo te quita dinero.

Kiyosaki Te recomiendo que te eduques a ti mismo sobre el inmenso valor que tiene manejar tu dinero de forma adecuada. El uso correcto o incorrecto que hagas de tus recursos financieros tiene repercusiones, positivas o negativas, que se extienden en el tiempo  y se amplifican al paso de los años.

Para ello, puedes empezar leyendo a Kiyosaki, que en su libro “Padre Rico, Padre Pobre” hace esta definición de los activos y pasivos: “Un pasivo es algo que te saca dinero de la bolsa, y un activo es algo que pone dinero en tu bolsa”. Ten en cuenta esto antes de gastar tu dinero en algo. Compra activos, no compres pasivos.

Miranda Gomez

*Relacionado:

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>