Dec 31 2011

Tus pensamientos crean la vida que estás viviendo

Pensamiento positivo y la ley de la atraccion Por: Tony Dillard –> Descarga un REPORTE GRATIS

Se ha dicho por muchos de los más grandes pensadores desde la antigüedad que tus pensamientos crean tu vida. Sin embargo, esto se presta a la siguiente reflexión:

- ” Tiene que haber algo más que eso, no puede ser tan sencillo, porque si no, todos estarían viviendo la vida de sus sueños”

¿Verdad? Entonces, ¿Por qué no sucede así?

Debe haber otros ingredientes secretos que ayudan a crear el tipo de vida que quieres para ti. Tus pensamientos juegan un papel muy importante en la determinación de tu realidad, pero los pensamientos por sí solos no van a hacerte rico ni te llevarán donde quieres ir en la vida.

El pensamiento positivo se ha convertido en un ingrediente clave del éxito en muchas áreas de la vida, pero un enfoque obsesivo en el pensamiento positivo por sí solo, ha resultado en un creciente número de personas desilusionadas. ¿Eres tú uno de ellos?

Tal vez no has usado el pensamiento positivo con la suficiente intensidad. Tal vez tus objetivos no han sido lo suficientemente específicos. Tal vez no has sido capaz de usar la visualización de tus logros de la forma correcta.

Programa tu mente subconsciente

La ley de la atracción dice que los iguales se atraen, así que cuando tienes pensamientos de cierto tipo, ten la seguridad de que éstos también están atrayendo pensamientos semejantes hacia ti.

Los pensamientos son magnéticos, y tienen una frecuencia. A medida que tu cerebro genera pensamientos, éstos son enviados al Universo, y atraen magnéticamente todas las cosas que están en la misma frecuencia.

Cuando tú envías un buen pensamiento, éste será sustituido por otro buen pensamiento. Envía, en cambio, un mal pensamiento, y un mal pensamiento vendrá a sustituirlo. Así que ten cuidado con los pensamientos que envías.

Incidentalmente, esta es la forma en que los criminales que cometen delitos horribles han llegado hasta esos bajos niveles: empezaron generando pensamientos negativos, y, al no saberlos detener, éstos se alimentaron a sí mismos en un “círculo vicioso”. Al poco tiempo, ya estaban cometiendo crímenes tan terribles que las demás personas nos preguntamos cómo es posible tanta maldad.

Crea tus círculos virtuosos

Centra tus pensamientos en lo que quieres y luego desarrolla un sistema de creencias internas de apoyo a tus deseos. La mejor manera de hacerlo es a programar tu mente subconsciente con creencias positivas acerca de lo que vas a experimentar en tu vida. De este modo, tienes la intención de lograr ciertos resultados.

Tienes que pre-programar tu mente subconsciente en el siguiente sentido: que lo que quieres, ya existe, ya lo has recibido, y sientes gratitud porque ya lo tienes. Tu mente subconsciente no puede distinguir entre lo real y lo que es imaginado.

Usa la visualización de forma efectiva para crear conscientemente lo que deseas

Tienes que desconectar el piloto automático del control de tu vida y tomar las riendas de tu destino con tus propias manos. Cuando digo “vivir en piloto automático”, quiero decir que no haces otra cosa más que reaccionar a las situaciones que ocurren en tu vida pero no las controlas.

Vivir de esa forma es todo lo contrario a vivir consciente de tus poderes de creación. Cuando vives con el piloto automático encendido, tus emociones son el resultado de situaciones que ocurrieron fuera de tu control. Pero no eres el único. Así es como la mayoría de la gente va por la vida.

La creación consciente tiene que ver con experimentar emociones, y en base a ellas, decidir si las quieres volver a experimentar o si quieres evitarlas, y para lograrlo crear conscientemente y con toda la intención las experiencias que te darán dichas emociones de nuevo.

Para lograr vivir de esa forma, es vital pasar tiempo cada día visualizando la manifestación de tus metas y objetivos de tu vida.

Visualiza la emoción de lo que deseas constantemente

Tienes que creer que ya has recibido lo que estás pidiendo. Esto significa que tú necesitas (para que realmente suceda) sentir los sentimientos que se sienten (y perdón por el juego de palabras) cuando tu deseo ya se ha manifestado en tu vida. Cuando te sientes bien disfrutando las emociones de haber conseguido algo, te estás poniendo en la frecuencia de lo que quieres, por lo que la ley de la atracción empieza a trabajar en tu favor, atrayendo lo semejante.

Haz de esto un hábito, y un círculo virtuoso se creara, permitiéndote lograr lo que deseas. Cuando menos lo pienses, ya estarás disfrutando en la vida real aquello que emocionalmente has estado experimentando cotidianamente.

Tony Dillard

* Relacionado:

 

TAGS:

PON UN COMENTARIO

Subscribe Form

Subscribe to Blog