Señales de que eres un Alma Vieja

que es un alma vieja Por: Tony Dillard –> Cómo conseguir a tu pareja ideal

Todos conocemos a alguien así:  un tipo especial de persona  que se encuentra solo y aislado, casi desde su nacimiento.

Su existencia solitaria no se debe a un temperamento antisocial… estamos ante lo que llama un “alma vieja”.

No necesariamente alguien de edad madura o avanzada, podemos estar hablando incluso de personas jóvenes o niños.

Una persona con un alma vieja tiene una visión de la vida muy diferente y más madura que las personas que la rodean. Como resultado, el alma vieja vive su vida interna, recorre su propio camino en solitario, mientras que al resto de las personas a su alrededor les gusta seguir a otro y hacer lo que hace la mayoría.

El autor de el libro “El Poder del Ahora”, Eckhart Tolle, se ha reconocido a sí mismo como un alma vieja, pero sorprende que también lo haya hecho el cantante juvenil Nick Jonas.

Te pregunto: ¿tú crees ser un alma vieja? Para ayudarte a responder, a continuación te hago una lista de 7 señales, mismas que pueden ayudarte a decidir si eres un alma vieja:

7 señales de que eres una ALMA VIEJA

1. Tiendes a ser solitario. Debido a que las almas viejas están desinteresadas en las actividades de las personas en sus grupos de edad, les resulta poco satisfactorio hacer amigos con otras personas y encuentran dificultades para relacionarse. Este es uno de los principales problemas que sufren las almas viejas. El resultado es que las almas viejas tienden a estar solos la mayor parte del tiempo.

2. Te encanta el conocimiento, la sabiduría y la búsqueda de la Verdad. Un alma vieja se encuentra naturalmente gravitando hacia el lado intelectual de la vida. Las almas viejas entienden intrínsecamente que el conocimiento es poder, la sabiduría es la felicidad y la verdad es la libertad. Para ellas, estas actividades son más significativas que leer sobre los últimos chismes de los famosos, o saber los resultados del fútbol de la semana.

 Como saber si soy un alma vieja 3. Tienes inclinaciones espirituales. Las almas viejas son más emocionales y tienden a tener naturaleza sensible y espiritual.

Buscan superar los límites falsos que pone el ego, están siempre en busca de la iluminación y fomentan el amor y la paz entre los familiares y los pocos amigos con los que de vez en cuando se reúnen.

4. Entiendes la fugacidad de la vida. Las viejas almas están toman consciencia frecuentemente no sólo su propia mortalidad, sino de la de de todo y de todos a su alrededor. Esto hace que el alma vieja se vuelva aún más cautelosa y en ocasiones hasta retraída, y con frecuencia son excesivamente prudentes en su forma de actuar.

5. Eres reflexivo e introspectivo. Las almas viejas tienden a pensar mucho sobre todos los temas. Su capacidad para reflexionar y aprender de sus acciones y de las de los demás es su más grande maestro en la vida. Una de las razones por qué las almas viejas se sienten tan viejas en el fondo es porque han aprendido muchas lecciones a través de sus propios procesos de pensamiento, y poseen mucho conocimiento de situaciones de la vida a partir de su capacidad para observar en silencio y con cuidado lo que sucede a su alrededor.

6. No eres materialista. La riqueza, el estatus, la fama, o la última versión del iPhone no te interesan tanto. El alma vieja no ve el propósito de llevar a cabo las cosas que pueden ser fácilmente perdidas. Además, las almas viejas tienen poco tiempo e interés por las cosas de corta duración en la vida, ya que aportan poco significado para ellos.

7. Si de chico eras extraño, o con poco “pegue” social. Esto no es siempre el caso, pero muchas almas viejas exhiben señales extrañas de madurez a edades muy jóvenes. A menudo, estos niños son etiquetados como “niño precoz”, “introvertido”, o “rebelde”, al no encajar en los comportamientos de la mayor parte de sus compañeros.

Por lo general, estos niños son muy curiosos e inteligentes, y al ver la falta de propósito de muchas cosas que sus maestros, padres y compañeros dicen y hacen, pueden, ya sea de forma pasiva o agresiva resistirse a ellos.

Si tú eres padre de familia, y puedes hablar con uno de tus hijos como si estuvieras hablando con un adulto, entonces es muy probable que él sea un alma vieja.

Con estos elementos que te acabo de dar, ahora sí, puedes responder mi pregunta: ¿Eres un alma vieja?

Tony Dillard

Tú puedes cambiar tu vida usando el poder de la visualización creativa. Consigue el éxito que deseas, siguiendo los pasos de este método que nunca falla: Haz clic aquí para leer más…

Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *