¿Se puede comprar la tranquilidad con dinero?

La riqueza sin problemas - Miranda Gomez

BORRANDO LOS PROBLEMAS – “Si puedes hacer que un problema desaparezca haciendo un cheque, entonces, en realidad, no era un problema”

Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

La persona promedio prefiere pensar en cualquier otra cosa que el dinero (por ejemplo, fútbol).

Esto se explica porque el tema del dinero hace surgir sentimientos negativos.

Una persona así (la mayoría de la población) ve al dinero como un mal necesario, un tema con el que hay que lidiar para conseguir las cosas necesarias en la vida.

Por el lado contrario, las clases ricas ven al dinero como a un libertador, y con la cantidad suficiente del mismo, pueden comprar la libertad financiera. Y paz mental.

Saben que el dinero no puede resolver todos los problemas o eliminar todas las preocupaciones, pero tiene el poder de reducir el estrés en los tiempos difíciles, y cuando los tiempos mejoran, brinda muchas oportunidades.

Los ricos saben que si surge un problema, y le puedes hacer un cheque para que se vaya, entonces en realidad nunca tuviste tal problema. El dinero hace que la mayoría de los problemas desaparezcan.

La mayoría de las personas, en cambio, se han preocupado por el dinero desde el principio de los tiempos, y siempre lo harán. No porque no sean capaces de adquirir riqueza, sino porque viven y funcionan en un estado de conciencia basado en el temor que los mantiene en la quiebra. Aún con empleo, viven de una quincena a la siguiente al borde de la insolvencia.

Esta mentalidad de falta de dinero hace que toda la información que una persona recibe la interprete de tal manera, que sus ideas y creencias limitantes se ven reforzadas. Por ejemplo, están siempre pensando cómo hacer que el dinero les rinda, dónde comprar más barato, cómo ahorrarse hasta el último centavo.

Mientras tanto, los ricos están enfocados en cómo ganar más, cómo invertir con mejores rendimientos su exceso de dinero, cómo apalancar los recursos financieros tanto suyos como de sus asociados para que crezcan.

Si te fijas, en las tiendas de artículos de lujo casi no se ofrecen ni ofertas ni descuentos, porque a este tipo de establecimientos les interesa atraer a las personas que no tienen mentalidad de restricción. Por el contrario, a una persona rica, en lugar de atraerla con ofertas y descuentos, la puedes alejar.

Y no es que a los ricos no les interesen los buenos tratos, sino que están más interesados en generar más y más dinero, cada vez más eficientemente, en lugar de desperdiciar sus energías cuidando los centavos.

El problema de fondo con todo esto es que la persona promedio ni siquiera sabe que está enfocando su atención en las cosas equivocadas, y por eso, nunca ni siquiera hará el intento de salir de su situación.

Tú que has leído hasta aquí, lo has hecho, estoy seguro, porque tú sí quieres progresar.

Y vas bien, porque el primer cambio debe de ser dentro de tu cabeza. Lo que sucede dentro de tu cerebro es lo más importante, ahí está la fuente de la riqueza. Esta sencilla verdad escapa a la mayoría de las personas, que piensan, con escepticismo, que los ricos obtuvieron su riqueza de forma inmoral o ilícita y que los ricos tienen muchos problemas.

Vaya consuelo, ¿no?

Si tú ya tienes un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *