Mar 15 2014

Recursos COMPARTIDOS

Gimnasio como negocio Por: Miranda Gomez –> Descarga un CURSO GRATIS haciendo clic aquí

Un Recurso Compartido es un activo durable que puede ser usado por mucha gente.

Tú puedes crear un Recurso Compartido una sola vez, y luego cobrar a tus clientes de forma continua por su uso.

Se trata de hacer algo de valor y venderlo, pero de tal forma que cada cliente no pague su costo total, sino que dicho costo se distribuya entre muchas personas a lo largo de periodos medianos de tiempo.

 

 

Esta forma de crear valor para los demás se suma a otras que ya hemos visto, que son negocios basados en productos y negocios basados en servicios.

Para crear con éxito un Recurso Compartido, tú debes de:

  1. Crear algo que las demás personas quieran usar
  2. Atender a tantos clientes como sea posible, sin afectar la calidad en la experiencia de uso que cada cliente tendrá
  3. Cobrar los suficiente a cada individuo, para que entre todos, te sea posible tener una utilidad y reinvertir parte en la mejora continua del Recurso

El ejemplo más obvio de este tipo de negocios son los gimnasios y clubs deportivos. Un empresario que desee crear un gimnasio, por ejemplo, debe de rentar un local grande, acondicionarlo, comprar 30 bicicletas estacionarias, 15 juegos completos de pesas, máquinas para entrenar pierna, pecho, y en general, más equipo costoso, pero que tiene una larga duración.

Los miembros del gimnasio se benefician porque a cambio de pagar una mensualidad, tienen acceso al uso de todo este equipo, en lugar de comprarlo todo ellos mismo, y además se evitan el problema de la falta de espacio donde acomodar todo eso.

Otro ejemplo de lo mismo son los parques de diversiones. Compran y montan, en una gran extensión de terreno, diversos juegos mecánicos y atracciones: montaña rusa, carritos chocones, y muchos otros juegos, junto con espectáculos y eventos especiales. Esta inversión del empresario le permite a muchas personas acudir y divertirse en familia, lo que sin esta inversión no sería posible.

Para que este modelo de negocios sea rentable, el empresario debe de estar vigilando muy de cerca la cantidad de usuarios que atiende: si no tienes suficientes clientes, entonces no podrás distribuir entre ellos de forma razonable tus costos iniciales y el gasto de mantenimiento, y la tarifa sería demasiado alta, prohibitiva.

Pero si tienes usuarios en exceso, la experiencia del cliente será mala (por ejemplo, tendrá que esperar mucho tiempo para usar una máquina de ejercicios determinada) ocasionándole frustración y malas recomendaciones a sus amigos.

Encontrar el punto de equilibrio entre estos dos extremos debe ser tu objetivo principal, una vez que tienes un negocio así en marcha.

Miranda Gomez

¿Tienes un negocio? Entonces te recomiendo que leas el siguiente libro para que tus ventas EXPLOTEN y tu cuenta de banco se llene de dinero: Haz clic aquí para leer más…

*Relacionado:

¿Te gustó este articulo? Suscríbete AHORITA y recíbelos GRATIS en tu buzón! Ingresa tu email aquí: .

TAGS:

PON UN COMENTARIO

Subscribe Form

Subscribe to Blog