Mar 2 2012

El café y la diabetes

Café y Diabetes Por: Sabel Todd –> Lee mi reporte: ¡Tú puedes tener ERECCIONES de ADOLESCENTE de nuevo!

Un nuevo estudio ha encontrado que los bebedores de café  no presentan más riesgos de desarrollar enfermedades tales como enfermedad cardíaca o cáncer, con respecto a las personas que no toman café.

De hecho, las personas “cafeteras” son menos propensas a desarrollar diabetes de tipo 2, la forma de la enfermedad que no requiere insulina y está asociada a la obesidad.

“No alentamos a la gente a que empiece a tomar café, pero el conjunto de las pruebas sugiere que no hay ninguna razón para que las personas sin condiciones de salud específicas reduzcan su consumo de café con el fin de bajar el riesgo de enfermedades crónicas”, dijo Rob van Dam, profesor de la Universidad Nacional de Singapur, que participó en este estudio.

En algunos casos, el consumo de café ha estado ligado a un aumento en las enfermedades del corazón, cáncer, derrame cerebral y mucho más. En otros casos, el consumo de café parece benigno o incluso vinculado a mejores resultados.

“Ha habido resultados contradictorios de estudios anteriores sobre los efectos del café en el riesgo de enfermedades crónicas en función del tipo de la enfermedad”, dijo Anna Floegel, autora principal del estudio y epidemióloga en el Instituto Alemán de Nutrición Humana Potsdam-Rehbruecke. “Es por eso que decidimos buscar en diferentes enfermedades al mismo tiempo, para estimar el efecto general en la salud del consumo de café.”

Los investigadores, que publicaron sus hallazgos en la revista American Journal of Clinical Nutrition, recolectaron información al comienzo del estudio sobre hábitos de consumo de café, dieta, ejercicio y  salud de más de 42 mil  adultos alemanes sin ningún tipo de condiciones crónicas.

Durante los siguientes nueve años, el equipo de seguimiento evaluó a los participantes cada dos o tres años para ver si desarrollaban algún problema de salud.

En particular, el grupo de Floegel analizaba en busca de casos de enfermedad cardiovascular, apoplejía, diabetes, infarto de miocardio y cáncer.

Encontraron que los bebedores de café y los no bebedores eran igualmente propensos a desarrollar una de estas enfermedades.

Por ejemplo, 871 de cada 8,689 no bebedores desarrollaron una enfermedad crónica, en comparación con 1,124 de 12,137 en las personas que bebían más de cuatro tazas de café (con cafeína) al día, es decir,  aproximadamente el 10 por ciento en ambos grupos.

“Nuestros resultados sugieren que el consumo de café NO es dañino para los adultos sanos en o que respecta al riesgo de desarrollar alguna de las principales enfermedades crónicas”, dijo Health Floegel.

Relación entre café y diabetes

Por otro lado, el equipo de Floegel encontró que los bebedores de café tuvieron MENOS probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellas que no bebieron café.

Entre las personas que consumen cuatro tazas al día, un 3.2 por ciento informaron que tenían diabetes tipo 2, frente al 3.6 por ciento de las personas que no bebían café.

Después de tomar en cuenta factores que podrían influir en la diabetes, como el peso y el tabaquismo, los investigadores determinaron que los bebedores de café son 23 por ciento menos propensos a desarrollar diabetes.

Otros estudios concuerdan con estos resultados

“Un mayor consumo de café se ha asociado con un menor riesgo de diabetes tipo 2 en muchos estudios prospectivos en todo el mundo”, dijo el doctor Dam. Ahora bien, esto no quiere decir que el café sea el responsable de la prevención de la diabetes tipo 2.

Los investigadores intentaron tomar en cuenta otros factores conocidos que influyen en la diabetes, pero puede haber inexactitudes en la medición de estos factores y podría haber otros factores desconocidos también, dijo.

Sin embargo, los experimentos en animales han sugerido que ciertos productos químicos que se encuentran en el café de podrían afectar el metabolismo de forma positiva, señaló.

El componente más notorio de café – la cafeína – es probable que no esté involucrada, porque el grupo de Floegel encontró que los bebedores frecuentes de café descafeinado también tuvieron un riesgo menor de desarrollar diabetes que las personas que no consumían ningún café.

Floegel dijo que le gustaría ver futuros estudios que busquen más a fondo las posibles explicaciones biológicas sobre el papel del café en la diabetes, y cómo las personas que ya tienen diabetes responden al café.

Sabel Todd

*Relacionado:

Te parece bueno este articulo? Suscribete AHORITA y recibelos GRATIS en tu buzon! Ingresa tu email aqui:

 

 

TAGS:

PON UN COMENTARIO

Subscribe Form

Subscribe to Blog