Diferencias entre los ácidos grasos Omega 3, 6 y 9

Alimentos con Omega 3, 6 y 9 Por: Sabel Todd –> Lee mi reporte: ¡Tú puedes tener ERECCIONES de ADOLESCENTE de nuevo!

La American Heart Association (AHA) recomienda comer pescado azul: salmón, caballa, arenque, trucha de lago, sardinas y atún blanco, dos veces por semana para obtener cantidades suficientes de grasas omega 3, las cuales tienen muchos efectos benéficos en la salud de tu cuerpo.

Sin embargo, no todas las personas tienen oportunidad de incluir el pescado en forma regular en su dieta y prefieren recurrir a un suplemento como las cápsulas de aceite de pescado o las cápsulas de omega-3-6-9. Pero sobre todo es importante saber diferenciar entre estos distintos tipos de aceites omega para comprender cuales son sus propiedades y las ventajas que nos ofrecen.

Acidos grasos Omega 3

Los ácidos grasos Omega 3 son una grasa poliinsaturada, se encuentran bajo tres formas principales: el ácido docosahexaenoico (DHA), el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido alfa-linolénico (ALA). Tanto el DHA como el EPA son de origen marino y se encuentran principalmente en el pescado. El ALA, en cambio, es una fuente vegetal de ácidos grasos omega 3 y está presente en las nueces, aceites vegetales como el aceite de canola y soja, y en las semillas de lino.

Entre los muchos beneficios potenciales de los ácidos grasos omega 3, se encuentran la reducción de los triglicéridos, disminución del riesgo de muerte por ataque al corazón, accidentes cerebrovasculares, ritmo cardíaco más regular (y por lo tanto menor riesgo de arritmia) -y menos aterosclerosis.

También pueden beneficiar a tu memoria y a tu rendimiento mental en general, además de ser anti-inflamatorio. Estos beneficios se obtienen con los tres tipos de ácidos grasos omega 3 (DHA, EPA y ALA) aunque parecen más potente en este ultimo.

La recomendación actual de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las agencias gubernamentales de salud es consumir de 0.3 a 0.5 gramos por día de EPA y DHA combinados, así como de 0.8 a 1.1 g de ALA.

Ácidos Grasos Omega 6

Los ácidos grasos poliinsaturados Omega 6 se encuentran en nueces, semillas y aceites vegetales como los aceites de soya, cártamo, girasol o maíz, mismos que son ampliamente utilizados por la industria alimentaria. La Asociación Americana del Corazón recomienda que del 5 al 10 por ciento de tus calorías provienen de los ácidos grasos Omega 6, lo que representa de 12 a 22 g al día.

En los países industrializados, la mayoría de la población sí consume esta cantidad e incluso la supera, debido a la excesiva promoción de la industria alimentaria ya mencionada.

Acidos Grasos Omega 9

Los Omega 9 son abundantes en las grasas monoinsaturadas del aceite de oliva, aceite de cártamo, aceite de canola, aguacate y frutos secos como las almendras y el cacahuate. A diferencia de los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6, a los Omega 9 no se les considera ácidos grasos esenciales, debido a que pueden ser producido por el cuerpo, aunque su ingesta dietética también es beneficiosa.

Los ácidos grasos Omega 9 ayudan a reducir el colesterol malo (también conocido como LDL) además de reducir tu riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular y sufrir accidente cerebrovascular. La mayoría de las fuentes de grasas monoinsaturadas también contienen altos niveles de vitamina E, un potente antioxidante protector de la salud.

Relación entre ácidos grasos Omega 3 y Omega 6

Ambos ácidos grasos (Omega 3 y Omega 6) son esenciales para tu salud, pero por la excesiva promoción de las grandes empresas productoras de alimentos procesados, consumimos 14 veces más Omega 6, en promedio, que ácidos grasos Omega 3.

Cuando se está fuera de equilibrio de esa manera, el cuerpo se ve afectado negativamente, debido a que estas dos grasas compiten por las mismas enzimas. Y cuanto más Omega 6, menos disponibilidad de dichas enzimas para absorber y aprovechar al Omega 3. Y esto hace que no lleguen sus maravillosos beneficios para la salud. Para evitar que esto suceda, debes aumentar tu ingesta de Omega 3 o sustituir algunos de los ácidos Omega 6 que ingieres con ácidos grasos Omega 3.

Sabel Todd

*Relacionado:

Te parece bueno este articulo? Suscribete AHORITA y recibelos GRATIS en tu buzon! Ingresa tu email aqui: 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>