Mar 18 2014

Comprar y vender, buen camino para ENRIQUECER

Por: Miranda Gomez –> Descarga un CURSO GRATIS haciendo clic aquí

La reventa es cuando compras un activo o un producto al mayoreo, seguido por la venta del mismo a un comprador minorista, a un precio mayor.

Esta es la forma en que trabajan la mayoría de los negocios en donde haces tus compras cotidianas: compran lo que tienen en existencia de otros negocios (los mayoristas) y luego revenden cada compra por más de lo que les costó.

 

Tú puedes tener un negocio de reventa, y para ello debes de:

  1. Comprar el producto lo más barato posible, y, por lo general, esto se logra comprando grandes cantidades
  2. Conservar el producto en buen estado hasta que se venda. Esto representa diferentes desafíos según el tipo de productos, por ejemplo, frutas y verduras tienen un periodo más allá del cual ya no es posible venderlos.
  3. Encontrar compradores para los productos en almacén lo más rápidamente posible, para conservar el costo de los inventarios (costo financiero y de almacenaje) lo más bajo que se pueda.
  4. Vender los productos con el margen lo más alto posible, de preferencia a un múltiple alto de su costo de compra.

Aunque no lo parezca, ser un revendedor también aporta valor a la sociedad, porque ayudan a los mayoristas a vender sus productos sin que éstos tengan que encontrar compradores individuales.

Por ejemplo, un productor de guanábana, vender su producto a los miles de personas que lo consumen sería altamente ineficiente, es mucho mejor venderlo en una cadena de abarrotes y con el producto de dicha venta concentrarse en darle mantenimiento a su huerta y hacerla crecer.

La cadena de tiendas que le compra a él pone dichas guanábanas dentro de su inventario, en un ambiente semi refrigerado y las vende a los consumidores individuales a un precio más alto.

En el mundo de los compradores mayoristas hay distintos tamaños, los hay gigantes, como WalMart (Estados Unidos y Latinoamérica),  Soriana (en México y Estados Unidos), que funcionan comprando directamente a fabricantes y productores, y luego venden a los consumidores finales lo más rápidamente posible.

Un punto clave para tener un negocio exitoso de este tipo es saber comprar buenos productos a buenos precios y manejar eficientemente el inventario. Cuando estás metido en un giro así, tu principal preocupación es tener un buen surtido de producto.

Los fabricantes lo saben, y por eso tienen flotillas de camiones repartidores que todos los días se encargan de resurtir a las innumerables tiendas de abarrotes que existen. Claro, estamos hablando de fabricantes gigantes, multinacionales.

Pero a un nivel más pequeño, existen revendedores que cubren un área de las ciudades grandes, o una región de varios pueblos en los estados.

Si tú vives en una ciudad pequeña o mediana, entonces tu negocio debería ser surtirte en un centro de abastos grande, y visitar a las tiendas de abarrotes de un área determinada. Al inicio, no trates de abarcar extensiones grandes, es más importante que permanezcas atento a las necesidades de un número menor de tiendas, para que establezcas una relación más personalizada y cercana con sus propietarios.

Asegúrales que les surtirás productos de calidad a buen precio, y quizás financiamiento, y poco a poco lograrás tener su confianza. Esto, además, te abrirá los ojos a cualquier otra necesidad que ellos puedan tener, y podrás atenderla también.

Así empezaron muchas cadenas de distribución que hoy son verdaderamente grandes.

Miranda Gomez

¿Tienes un negocio? Entonces te recomiendo que leas el siguiente libro para que tus ventas EXPLOTEN y tu cuenta de banco se llene de dinero: Haz clic aquí para leer más…

*Relacionado:

¿Te gustó este articulo? Suscríbete AHORITA y recíbelos GRATIS en tu buzón! Ingresa tu email aquí: .

TAGS:

PON UN COMENTARIO

Subscribe Form

Subscribe to Blog