Cómo terminar con una racha de MALA SUERTE

Cómo tener buena suertePor: Tony Dillard –> Descarga un REPORTE GRATIS

Cuando a alguien le sucede una racha de eventos desagradables o decepcionantes, se dice que tiene una “racha de mala suerte”, la que si se prolonga demasiado,  puede llegar a ser algo que pesa mucho en la mente de la persona, afectando sus demás decisiones y el color con el que ve la vida.

Si tú te encuentras en un caso así, entonces  con el tiempo, esto te puede llevar por el camino a la depresión y la ansiedad, haciendo que tu vida se llene de desesperanza, cinismo y decepción. Afortunadamente, hay cosas que puedes hacer para detener una racha de mala suerte cuanto antes.

Lo primero que tienes que hacer es darte cuenta de que la suerte es sólo eso, la suerte. Es decir, una serie de eventos que, según tu particular interpretación no te son favorables. Existen personas que creen que la mala suerte es causada por agentes sobrenaturales, o por la envidia o la mala fe o la “brujería” de algún rival.

Conozco no solamente una, sino varias señoras que se dedican a leer el Tarot, y entre sus clientes se cuentan muchos políticos encumbrados, de esos que se ven en la TV y el periódico. Es sorprendente saber que muchas personas de éxito son supersticiosas y acuden a que les lean las cartas y les hagan limpias.

 Cómo terminar con una racha de MALA SUERTE

Para romper una racha de mala suerte, no es necesario recurrir a hechizos, encantamientos, recurrir a la lectura de las cartas del Tarot ni a psíquicos caros (hay unos que hasta se anuncian por la TV… imagínate cuánto deben de ganar para poder pagar las tarifas publicitarias).

Para romper las “rachas de mala suerte” y llamar a la “buena suerte” nada mejor que un poco de ciencia mental:

Gracias a la labor de psicólogos y estudiosos del comportamiento humano, sabemos que hay medidas científicas que tú puedes tomar para mejorar tu suerte. Resulta que la suerte no es algo que sólo puede ocurrir de repente (ya sea la buena suerte o la mala suerte) sino que también puede ser creada con las herramientas mentales adecuadas.

De hecho, el simple hecho de creer siempre que tendrás buena suerte puede tener consecuencias sorprendentes en tu vida. Tu cerebro es una máquina muy compleja y es capaz de “eliminar” de tu percepción cosas que están ahí, frente a ti, pero que, de acuerdo a tus deseos y expectativas, haz decidido dejar de ver. Si constantemente te dices a ti mismo que tienes mala suerte, efectivamente, así será, porque dejarás de percibir (porque así se lo has ordenado a tu cerebro) oportunidades que podrías aprovechar para superar tus problemas.

Si la buena suerte es recibir algo inesperado, por ejemplo, entonces tu cerebro debe de estar a la expectativa, esperando encontrar eso que te produzca la sensación de recibir algo “inesperado”.

Para evitar que un cúmulo de información inunde tus sentidos y te abrume al grado de ser incapaz de tomar una decisión, la naturaleza ha hecho que tu cerebro sirva de filtro. Hay muchas cosas que continuamente suceden a tu alrededor pero que tu mente consciente filtra, pero que quedan registradas por tu mente subconsciente.

A este tipo de eventos se les llama “subliminales”, es decir, “por abajo del límite” de tu atención consciente. Aunque conscientemente no percibas algo, de forma subconsciente sí queda almacenada, y esa pieza de información puede servir para algo. Puede ser una conversación que a lo lejos tus oídos captaron y que quedó almacenada. O un libro que leíste hace años.

Son piezas de información que no recuerdas de forma consciente pero que ahí están. Tu cerebro sabe cómo hacer que hagan “click” y de ahí surja la solución a un problema. O que estés en el momento adecuado para recibir un beneficio. Es decir, tu cerebro tiene los elementos necesarios para hacer que la “buena suerte” llegue hacia ti.

Cómo programar a tu cerebro para tener buena suerte

Para lograr que tu cerebro se concentre en lo bueno y deje de ver y escoger lo malo (la “mala suerte”), es esencial que le cambies el estado de ánimo. Una de las técnicas más usadas para ello, es ver videos divertidos. Así es. Usando nuevas técnicas de escaneo cerebral, se ha podido averiguar que cuando una persona mira en un reproductor videos chuscos y divertidos, se encienden en su cerebro los centros de la alegría y el placer. El cerebro, a nivel subconsciente, no distingue la diferencia entre una experiencia real y una virtual, y considera entonces la diversión que estás viendo como algo propio, que te está afectando en tiempo real.

Como consecuencia de ello, el cerebro libera sustancias de bienestar y anti estrés. Esto te pone en un estado placentero, lo que los grandes atletas y artistas llaman “La Zona”. Cuando estás en La Zona, no puedes fallar. Todo te sale bien. Por ejemplo, un tenista en La Zona, tiene un saque perfecto que su oponente no puede romper.

Tú puedes usar esta misma técnica para ponerte en esa Zona de invencibilidad. Supongamos que tienes una reunión de negocios. Entonces, lo que puedes hacer es ponerte a ver, una media hora antes, este tipo de videos. O leer algo que de igual manera te haga sentor bien y te levante el ánimo.

Si lo haces, llegará de buen humor a la reunión, y con tu cerebro listo para seguir en la Zona, lo que hará que te brinde todos los elementos que ahí están, almacenados de forma subconsciente para que la “buena suerte” se presente y haga de dicha reunión todo un éxito para ti.

Haz esto con frecuencia, y siempre estarás acompañado de la “buena suerte”, que no es otra cosa que tu cerebro y tu mente trabajando a un nivel más alto y eficiente que lo normal.

Tony Dillard

Tú puedes cambiar tu vida usando el poder de la visualización creativa. Consigue el éxito que deseas, siguiendo los pasos de este método que nunca falla: Haz clic aquí para leer más…

* Relacionado:

Te parece bueno este articulo? Suscribete AHORITA y recibelos GRATIS en tu buzon! Ingresa tu email aqui: 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>