Category Archives: Superacion personal

El hombre de los billetes falsos

quien creo el monopoly Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Charles Darrow, ingeniero de calefacción, tenía 42 años de edad cuando lo despidieron de su trabajo. No fue culpa de él, sino de la situación económica del país.

Era Estados Unidos en los años 30´s. Los tiempos más difíciles que se hubieran visto. Y si señora estaba esperando a su segundo hijo.

Para conseguir el sustento, Charles empezó a hacer todo tipo de trabajos. Parches de concreto. Reparación de cableado eléctrico. Arreglar techos. Plomería. Incluso pasear los perros de los vecinos ricos.

Por las noches, cansado, se ponía a imaginar. Era una forma de escapar de la realidad. Pensaba en todo lo que podría comprar si tuviera mucho dinero. A dónde viajaría. Cómo lo invertiría para que le diera aún más. Se veía a sí mismo convirtiéndose en un magnate de los bienes raíces, con propiedades por todos lados.

Descubrió que las horas que pasaba imaginando ser rico, le aliviaban bastante su frustración. Entonces una idea le vino a la mente.

Se le ocurrió que este tipo de terapia que tanto le ayudaba a él, podría ser útil para los demás. La clase media americana estaba en la ruina. Millones de personas no tenían dinero para mantener a sus familias.

Quizás, pensó Charles, a otras personas les gustaría escaparse un poco de la realidad, soñarse ricos y exitosos. Imaginar que compran y venden asas y hoteles y los rentan para que les generen dinero. Ideó un juego para hacer eso, con todo y billetes falsos de 100 dólares.

Por cierto, todos tenemos ideas, muchas de ellas, todos los días. El mismo, por supuesto. Pero a diferencia de las veces anteriores, en esta ocasión, movido por la desesperación (el miedo al qué dirán lo había perdido cuando empezó a pasear los perros de los vecinos) decidió, justo ahí y en ese momento, poner manos a la obra.

Se puso a dibujar las cartas para jugar, y con pequeños trozos de madera recolectados de los árboles del parque, fabricó dados, pequeñas casas y hoteles, y en un recorte de cartón trazó una ciudad. Usó nombres de calles reales, tomados de Atlantic City.

Cuando terminó de armar la primer versión del juego, invitó a jugar a toda la familia. Sobre la marcha, elaboró las reglas para jugarlo. A la familia le gustó, por lo que después invitó a los amigos. El juego se volvió una sensación en el vecindario.

Charles lo llamó Monopoly.

Los vecinos le empezaron a encargar copias del juego, para poder ellos jugarlo en casa, con la familia. Charles los vendía a 1 dólar cada uno. Aunque los fabricaba a mano, eso era mejor que salir a pasear perros ajenos.

La voz se corrió, y con la publicidad de boca en boca, las ventas fueron subiendo. No se daba abasto, le faltaban horas al día para fabricarlos.

Cuando Charles hubo vendido el número 100, estaba exhausto. Y la pila de órdenes seguía creciendo. Por eso, cuando un amigo que trabajaba en una imprenta se acercó a él, ofreciendo fabricarlos, Charles aceptó de inmediato.

A los pocos mese, la imprenta tampoco podía ya surtir los pedidos, que seguían creciendo aún con más fuerza.

Uno de los principios que el juego enseña es que si te extiendes más allá de tu capacidad, puedes ir a la quiebra. Charles sintió que tenía a un tigre agarrado por la cola, y decidió soltarlo.

Acudió a la empresa fabricante de juegos Parker Brothers, establecida desde 1883 en Salem, Massachusetts. Eran los más grandes del país en el ramo. Charles pensó que si alguien podía domar al tigre, eran ellos.

Sin embargo, en Parker Brothers, al revisar el juego, rápidamente le hicieron una lista de 52 “errores fundamentales” por los que, según ellos, el juego no podía tener éxito. Que tomaba más de 45 minutos en jugarse. Que debía ser simple, con reglas sencillas.

Charles regresó a casa, a seguir tratando de surtir los pedidos atrasados que tenía. Ahora ya tenía dos imprentas contratadas, pero aún así seguía atrasándose cada día más.

Cuando, en la Navidad de 1934, en muchas tiendas de regalos y juguetes le pidieron a los representantes de ventas de Parker Brother el Monopoly, la empresa se dio cuenta del error que había cometido. De repente, 52 “errores fundamentales” ya parecían algo tan malo.

Ahora, ellos fueron a buscar a Charles, ofreciéndole un contrato de regalías a cambio de los derechos de fabricación.

Charles Darrow aceptó de inmediato, firmó el contrato correspondiente, y de inmediato salió con toda la familia de vacaciones, exhausto pero feliz.

Ahora le correspondía a la Parker domar al tigre.

En un reporte interno de la compañía, un ejecutivo informa que el Monopoly, es “el mayor negocio que jamás hemos tenido aquí en Parker Brothers”. Tuvieron que subcontratar más plantas de fabricación. Más empleados administrativos. Ante la carga de trabajo, la firma de contadores que los asesoraba renunció.

Al día de hoy, la compañía lo produce en más de 20 idiomas distintos. Se han vendido más de 100 millones de juegos en muchos países… Y quizás otro tanto en versiones piratas. La empresa ha ido a juicio docenas de veces para tratar de mantenerlos a raya.

En lo que respecta a Charles, a los pocos años ya era millonario, por las regalías. Se retiró a los 46 años, apenas tres años después de haber firmado el contrato con la Parker Brothers.

No tuvo que volver a trabajar. El hombre que estaba quebrado, que tenía que sacar perros a pasear para poder llevar leche y pan a su casa, era, en tres años una persona rica. Más rico cada día, porque los cheques los siguió recibiendo el resto de su vida.

Cuando Charles Darrow murió en 1970, ahora los cheques los siguió recibiendo su viuda. Y ahora, sus descendientes. Mientras el Monopoly se siga vendiendo, ellos siguen recibiendo. Los famosos “ingresos pasivos”. El sueño de todas las personas que hoy se enrolan en una empresa de multinivel.

El contrato es secreto, por lo que no sabemos a ciencia cierta cuánto dinero ha generado para la familia de Charles su invento. Pero, revisando las cifras de venta del juego, aplicando un porcentaje de regalías típico y actualizando el poder de compra del dólar a nuestros días, entonces llegamos a una cifra cercana a los 120 millones de dólares.

Dólares de verdad, no billetes de Monopoly.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Cambia esta creencia y el éxito llegará a ti

como resolver problemas Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Piensa en la situación en que te encuentras. Y piensa en lo que te falta por lograr.

¿No tienes la vida de éxito que mereces?

Si tú crees que la vida es injusta porque a otros les va muy bien pero a ti no tanto, entonces es hora de hacer una pausa y evaluar lo que estás haciendo.

Lo primero que debes de hacer es tomar conciencia de que todos operamos nuestras vidas en base a creencias. A lo largo de tu niñez y de todos los años anteriores, tú has sido programado. No en una sesión sino en muchas, todos los días.

Cuando escuchas la opinión de alguien que admiras o respetas, tu cerebro hace suya una parte de tal comentario. Si el comentario es algo positivo, qué bien. Pero si no, entonces afecta negativamente tu forma de ver las cosas.

Esto puede suceder varias veces en el transcurso de un día normal. Así es como se van formando las creencias bajo las cuales tú actúas.

Gran parte de los resultados que obtienes se explican por este mecanismo.

La buena noticia en todo esto, es que si cambias tus creencias, también cambiarán los resultados que obtienes.

Te sugiero que tu primer análisis de ti mismo sea para mirar de forma distinta los problemas.

Si pasas la vida tratando de evitar problemas, entonces quizás ahí esté la falla.

Un problema no es tal. Es, más bien, una oportunidad. Porque el progreso se hace ideando soluciones a los problemas. Es como cuando vas al gimnasio. Levantas pesas, y eso somete a tensión y estrés al cuerpo, pero el resultado final es que el músculo crece.

Cuando se presente un problema en tu lugar de trabajo, o en tu vida personal, agradece, porque es una oportunidad disfrazada de progresar. Si hace tiempo que no resuelves algún problema, entonces quiere decir que estás dentro de tu zona de confort.

Mientras sigas ahí dentro, no cambiará tu situación. Sigue haciendo lo mismo, y obtendrás los mismo resultados. Permanecer dentro de tu zona de confort es igual a estar estancado.

Cambia la creencia que los problemas son algo malo. O quizás sí lo sean, pero cuando buscas y encuentras una solución, lo bueno que surge de ello supera a lo malo. El balance neto es positivo.

¿Tus clientes se van con la competencia? Vaya problema. No lo evites, no escondas tu cabeza bajo la tierra. Reconócelo y afróntalo. Se trata de una bendición disfrazada, porque al poner tú manos a la obra y resolverlo, saldrás fortalecido.

Tú puedes lograrlo.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

La mente del MILLONARIO

¿Cómo piensan los millonarios? Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Llegar a ser rico en cualquier parte del mundo no se debe a la buena suerte, ni a ganar la lotería o tener un alto coeficiente intelectual como los medios masivos de comunicación te quieren hacer creer.

En su libro, “La mente del millonario”, el exitoso autor  Thomas J Stanley, habla de una encuesta que se realizó a 733 millonarios. La encuesta les pidió que calificaran los factores de éxito que les permitieron acumular su riqueza.

Los millonarios encuestados identificaron más de 100 factores de éxito para convertirse en las personas sumamente ricas que son. La parte más interesante de la encuesta fue que  entre las habilidades que les resultaron más útiles, no son el tipo de cosas que solemos ver en las películas de Hollywood.

En el cine, por lo general los millonarios son personas arrogantes y malas, que hacen lo que sea para pasar por encima de sus competidores y obtener mucho dinero. Sumamente inteligentes, cultos, preparados, pero que piensan únicamente en cómo sacar ventaja de los demás.

Esto está lejos de ser verdad.

De hecho, más de la mitad de los millonarios (56 por ciento) en la encuesta del Dr. Stanley, dicen que su habilidad para llevarse bien con la gente es una de las principales razones de su éxito económico.

Esto contradice la idea popular de que el coeficiente intelectual (una inteligencia elevada) es un factor importante para convertirse en rico. La encuesta mostró que sólo el 20 por ciento de los millonarios están clasificados como personas  con un coeficiente intelectual de rango más alto y sólo el 10 por ciento sentía que asistir a una universidad reconocida es un factor crítico de éxito para convertirse en millonario.

Por qué llevarse bien con la gente es fundamental para llegar a ser millonario:

Es raro tener éxito sin la ayuda de los demás. La mayoría de las personas ricas saben que nunca hubieran acumulado tanto dinero por sí mismos sin la ayuda de otras personas.

Saben que ningún hombre se encuentra aislado de los demás, ya sea en su vida personal o de negocios. Se necesita gente para tener éxito en cualquier negocio.

Si tú deseas ser millonario, entonces tienes que ser capaz de llevarte bien con tus clientes, con los miembros de tu equipo y con tus empleados. Necesitas la cooperación de tu cónyuge, sobre todo al principio, cuando tienes que trabajar largas horas en la fase inicial de tu negocio.

Tienes hacer tu máximo esfuerzo, todo lo que puedas, para atraer, motivar, valorar y cuidar a tus principales clientes, proveedores y empleados. Del nivel de habilidad que desarrolles para atraer y conservar a este tipo de personas dependerá hasta dónde puede crecer tu negocio y tu riqueza.

fortuna de warren buffet Uno de los hombres más ricos del mundo, Warren Buffet, (con una fortuna de unos 50 mil millones de dólares) reconoce que no es una persona más inteligente que el promedio, y siempre ha necesitado de otras personas.

En sus inicios como inversionista, para captar gente que quisiera invertir con él. Después personas de talento para manejar y administrar sus inversiones financieras y propiedades industriales.

Empieza a llevarte bien con los demás para crear riqueza.

Te brindo los siguientes consejos para que en la medida de lo posible te lleves bien con los demás, con el objetivo no solo de respetarlos y valorarlos como personas, sino de aprovechar su potencial y generar la riqueza correspondiente:

  • Desarrolla una actitud positiva hacia los demás, ya que esto te ayudará mucho de una forma que aun no puedes prever  tanto en tus negocios como  en tus relaciones personales.
  • Recuerda siempre que nadie se puede enriquecer sin la ayuda de otros
  • Tómate el tiempo para buscar y desarrollar relaciones con personas que tienen éxito y que te pueden ayudar a avanzar en la vida. Las personas de éxito verdadero no son egoístas, porque a su vez comprenden que solos es más difícil avanzar.
  • Aprende a apreciar a tus empleados, vendedores y proveedores. Un buen trato hacia ellos puede hacer toda la diferencia en una situación en la que tengan que elegir entre favorecerte a ti o a alguien más.
  • Desarrolla el hábito de tolerar a otros y vivir en armonía con tu cónyuge, amigos, empleadores o socios para que puedas ascender en la escalera del éxito.
  • Aprende a dar más de lo que recibes

Estos son los “secretos” de los millonarios. No de los millonarios que ves en las películas, sino de las personas ricas de la vida real. Empieza ahora mismo a tratar bien a las personas que ya conoces. Habla con ellos, interésate por sus problemas y busca la forma de ayudar aunque sea un poco.

Cuando busques soluciones para los problemas de otros, también se te ocurrirán soluciones para los tuyos. Y además, la buena voluntad que te vas ganando también te será de ayuda, porque vas teniendo acceso a los contactos, ideas y recursos de esas mismas personas.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

De lavaplatos a millonario

Shahid Khan Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Shahid Khan nació en Lahore, Pakistán, en una familia de no muchos recursos económicos.

Su madre (ahora jubilada) fue profesora de matemáticas.

Con muchos esfuerzos, Shahid se mudó a los Estados Unidos en 1967 a los 16 años de edad, para estudiar en la Universidad de Illinois. Cuando llegó a los Estados Unidos, pasó su primera noche en una noche habitación de la YMCA de $2 dólares, y su primer trabajo fue lavando platos por $ 1.20 la hora.

Se graduó con una licenciatura en Ingeniería Industrial en 1971.

Mientras era estudiante, Khan trabajó en la empresa de fabricación de partes para automóviles llamada Flex-N-Gate.

Cuando se graduó, fue contratado como director de ingeniería de la empresa. A partir de ahí, su carrera despegó, porque debido a su excelente administración y planes de crecimiento, la empresa empezó a prosperar, y él con ella.

Finalmente pudo comprarla a los dueños, cuando éstos decidieron retirarse, y, al seguir haciéndola crecer, su fortuna ha seguido aumentando. Al día de hoy, se estima (según la revista Forbes) que Shahid Khan tiene unos $4,400 millones de dólares.

Posee el equipo de la NFL Jacsonville’s Jaguars y el equipo de la Liga Premier de Soccer Fulham, y aunque a nivel mundial tiene el lugar 300 de los más ricos, en Pakistán él es el individuo con más valor económico.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Usa el DINERO de otras PERSONAS para tener éxito

Dinero de otras personas Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

La mayoría de las personas vive bajo el esquema del pensamiento lineal.

Por ejemplo, en lo que se refiere al tema del dinero.

El pensamiento lineal les dice que trabajan durante más horas al día, entonces ganarán más dinero, lo cual es cierto.

Pero también es la forma más ineficiente de ganar dinero, y debido a eso, la mayoría no tiene mucho.

Las personas ricas (me refiero a los que hacen su dinero legal y honestamente) son expertos en el pensamiento no-lineal, especialmente en lo que se refiere al dinero.

Un ejemplo lo tenemos en cómo ellos crean una idea pero no tienen el dinero para desarrollarla, por lo que recurren para ello al dinero de otras personas y así hacer que suceda.

La frase que más repiten las personas de la clase media es: “no tengo dinero para eso”.

Las personas ricas, en cambio, saben que no tener la solvencia suficiente para algo no es relevante, en realidad. La verdadera cuestión es:

¿Es la tasa de retorno de este proyecto positiva?

Si es así, entonces siempre se puede conseguir dinero para eso, porque las personas con exceso de dinero siempre están a la búsqueda de oportunidades de inversión.

Desde ese punto de vista, es más fácil conseguir 10 millones de dólares que diez mil, porque hacer que tal cantidad de capital produzca un retorno positivo no es cualquier cosa, y si un proyecto permite visualizar que tal cosa es posible, entonces el dinero fluirá hacia el mismo.

Las personas o instituciones que tienen grandes cantidades de dinero, son como cazadores que siempre están acechando a una presa.

Dicha presa no es otra cosa que algún trato o proyecto que les de a ganar un rendimiento positivo con un riesgo controlado, del cual puedan sacar una suculenta tajada.

La frase de clase media “se necesita dinero para ganar dinero”, es limitante y hasta destructiva. Tú puedes tener grandes ideas o proyectos para solucionar proyectos, y si son viables y producen retorno positivo con riesgo controlado, entonces atraerás dinero como si fueras un imán.

Como puedes ver, entonces, tú sí tienes la posibilidad de volverte rico:

Identifica un problema, piensa en una solución viable que produzca retorno positivo en un escenario en el que riesgo esté bajo control, y con un poco de búsqueda, el dinero de otras personas empezará a llegar para hacerlo realidad.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Vivía en una casa sin muebles, hoy es billonario

Kenny Troutt Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Cuando Kenny Troutt tenía 11 años de edad, sus padres se divorciaron.

De por sí, la niñez de Kenny no había sido fácil. Su padre era alcohólico, trabajaba de bartender en una cantina, y de vez en cuando también laboraba como obrero.

A raíz del divorcio, Kenny, su mamá y sus hermanos tuvieron que mudarse a un departamento para personas de bajos recursos, subsidiado por el gobierno.

Pero, determinado a ayudar a su madre a salir adelante, Kenny se puso a vender seguros. Pudo continuar estudiando (logró ingresar a la Southern Illinois University) y vendiendo, y con el dinero de las comisiones comprar comida y ropa para su familia y pagarse sus estudios.

Aunque ya le estaba yendo mejor a él y a su familia, Kenny decidió independizarse. Tenía muchas ideas, pero en todas ellas había algo en común: las ventas.

Desde el punto de vista de Kenny, las ventas son el pilar básico de todo negocio. Sin importar cuál fuera el producto o servicio, lo importante era el equipo de ventas.

Decidió probar vendiendo llamadas de larga distancia. Para ello, entró en contacto con varias compañías telefónicas, y consiguió precio de mayoreo en minutos de llamadas. Ese sería su producto.

El y su equipo de ventas empezaron a ofrecer tarjetas de prepago para llamadas de larga distancia, con un éxito inicial moderado. Todo mejoró cuando se le ocurrió recurrir al modelo de ventas de multinivel: sus vendedores empezaron a reclutar a otras personas como vendedores de las tarjetas de tiempo aire, y a su vez podían reclutar a más gente para hacer lo mismo.

El éxito, ahora sí, fue casi inmediato y explosivo. La empresa, llamada Excel Communications, tenía ventas anuales de 1,500 millones de dólares. En 7 años, llegó a ocupar la posición No. 4 entre las empresas de telecomunicaciones en los Estados Unidos (ojo: pero sin poseer algún equipo electrónico).

En 1996, la empresa se convirtió en la más joven en salir a la Bolsa de Valores de Nueva York. Esta operación convirtió a Kenny en un multimillonario. Se retiró de la compañía en 1999.

Al día de hoy, Kenny se dedica a manejar 3 equipos de baseball (de su propiedad) de las Lijas Juveniles de Estados Unidos. Todos operan con el principio de mezclar jóvenes jugadores provenientes de familias de bajos recursos con otros provenientes de familias ricas, como una forma de ayudar a motivarlos a salir adelante y llevar progreso a sus familias.

En su niñez, Kenny vivió en una casa pequeña y sin muebles (él, su madre y sus hermanos dormían sobre el piso) pero hoy posee una granja llamada Winstar Farm en el estado de Kentucky, que tiene más de 100 hectáreas de superficie y en el que mantiene un equipo de 500 caballos de alto registro, entre los que se encuentran el ganador de la Triple Corona 2015, llamado American Pharao.

En su edición del 2015, la revista Forbes ubica la fortuna personal de Kenny en 1,470 millones de dólares.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

La imaginación de Bill lo llevó al éxito, la fama y la riqueza

Bill Lear, inventores famosos Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

William P. Lear (“Bill”) tenía menos de 10 años cuando sus padres se divorciaron. A partir de ahí, todo se puso peor, com un padrastro terrible, que lo hacía sufrir bastante.

A la edad de 12 años, Bill descubrió los libros de Horatio Alger, repletos de historias de personas que, de estar en la pobreza, alcanzaron éxito económico.

Decidido desde entonces a hacer de su vida algo digno de contarse y aparecer en los libros, trataba de fabricar aparatos que se vendieran mucho y lo sacaran de la miseria. No podía terminarlos, porque no tenía el dinero para comprar las piezas que necesitaba.

Por eso, en cuanto tuvo edad, se salió de casa y se enroló en el Ejército de Estados Unidos (había estallado la Primera Guerra Mundial), donde, por su corta edad, no fue enviado a combatir. Ahí aprendió radiocomunicaciones.

En cuanto terminó la guerra, consiguió empleo en una empresa de electrónica llamada Galvin Manufacturing (que después cambió de nombre a Motorola), en donde ascendió a Jefe de Diseño.

En sus ratos libres, Bill desarrolló su primer gran invento: La radio para autos.  Se vendió bastante, todos los fabricantes de autos le otorgaron contratos de suministro.

Las grandes cantidades de dinero que empezó a recibir lo convencieron de renunciar a su empleo y dedicarse a los negocios y a los inventos. Una gran decisión, porque a partir de ahí no paró de inventar (registró más de 120 patentes a lo largo de su vida):

  • Inventó el piloto automático, que permitía a los aviones aterrizar sin visibilidad (le ganó un prestigioso premio, otorgado en persona a él por el Presidente Harry S. Truman)
  • Desarrolló un sistema para la navegación de aeronaves usando radiofaros
  • Inventó el 8 Track. Si eres muy joven, no lo conociste, pero en la década de los 70´s y parte de los 80´s era el sistema de sonido que todos los autos de lujo poseían.

Cuando Bill llegó a los 60 años, ya era multi millonario. Poseía, incluso, un castillo en Francia. Lo tenía todo: una familia sólida con 5 hijos que lo amaban, salud, fama (sus logros ya formaban parte de los libros de historia aeronáutica y automotriz) y fortuna.

¿Hora de retirarse? Por supuesto que no.

A los 61 años, Bill fundó una compañía, dedicada a construir pequeños aviones jet para el transporte privado. De ahí salió el desarrollo por el que más se le conoce: el LearJet.

El primer LearJet voló el 7 de octubre de 1963, transportando a 8 pasajeros. En 1975, la compañía celebró la venta de su Jet número 500. Con esto, los críticos que todo el tiempo le estuvieron diciendo que su sueño de construir Jets para uso privado no era posible o rentable, finalmente guardaron silencio.

La tenacidad de Bill lo llevó a realizar todos su sueños de niño, y a formar parte de la Historia. Murió en 1978, a la edad de 75 años, y ese mismo año fue ingresado al Salón de la Fama de la Aeronáutica de los Estados Unidos.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

No pudo conseguir trabajo ni en KFC, pero hoy es el hombre más rico de China

Jack Ma alibaba historia Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Jack Ma (alias Ma Yun) nació el 15 de octubre de 1964, en Hangzhou, una ciudad situada en la parte sureste de China, en una familia de clase media baja, sin muchos recursos.

En su adolescencia, Ma comenzó a despertarse temprano para visitar el hotel principal de la ciudad, ofreciendo a sus huéspedes recorridos por la ciudad a cambio de clases de inglés. El apodo de “Jack” se lo puso uno de esos turistas, convertido en su amigo.

Sin dinero ni conexiones, la única manera en que Jack podría salir adelante fue a través de la educación. Después de terminar la secundaria, hizo examen para a ir a la universidad, pero no pasó la prueba en dos ocasiones.

Después de redoblar sus esfuerzos y estudiar más, finalmente logró entrar en el tercer intento. Se graduó como profesor en 1988 y comenzó a llenar tantas solicitudes de empleo como pudo.

Recibió más de una docena de rechazos, incluyendo una de KFC, pero perseveró hasta que logró ser contratado como profesor de Inglés en una pequeña universidad privada, con el sueldo de 12 dólares al mes.

Debido a su conocimiento del idioma inglés, consiguió un trabajo adicional para ir a los Estados Unidos a recuperar una suma de dinero para una empresa. Ahí conoció el internet.

Su primer búsqueda fue la palabra “cerveza” pero no apareció ni una sola marca de la misma de China. Eso le dio la idea de crear un directorio virtual para que las empresas chinas aparecieran en las búsquedas.

Aunque ganó algo de dinero con este negocio,  a la larga fracasó. Luego inició otro, que al paso del tiempo también tuvo que cerrar.

A pesar de estos dos fracasos, Jack insistía en salir adelante. Cuatro años más tarde, hizo su tercer intento: se reunió con 17 de sus amigos en su departamento y los convenció de invertir en su visión: un portal virtual desde el que las fabricas chinas pudieran conectar con clientes de todo el mundo. El nombre: “Alibaba”.

Pronto, el servicio comenzó a atraer a miembros de todo el mundo. En octubre de 1999, la compañía ya había aceptado inversiones externas por 20 millones de dólares.

El crecimiento siguió, hasta que el año pasado la compañía salió a cotizar en la bolsa de Nueva York, con un monto que rompió récord: 150 mil millones de dólares. Al mes de abril del 2016, la fortuna personal de Jack asciende a unos 25,500 millones de dólares.

Jet de Jack Ma alibaba Aunque es extremadamente rico, Jack no tiene gustos extravagantes. Su único “desliz” fue comprar un Jet Gulfstream G550, de 50 millones de dólares.

Le gusta la lectura y la escritura, y la práctica del Kung – Fu, el pókar y  el Tai – Chi. Sus frases y consejos ya son famosos, y tiene muchos. Por ejemplo:

  • “Si no conoces todo acerca de tus competidores, o si los subestima o no los ves como una amenaza, entonces ya has perdido la batalla”
  • “Si tu competidor es menor que tú o demasiado débil, de todas formas hay que tratarlo como si fuera fuerte. De la misma forma, si tu competidor es mucho más fuerte, no tengas miedo de él”
  • “En el mundo de los negocios, la competencia es como una partida de ajedrez. Si perdiste una vez, puedes jugar una partida más. No es necesario pelear”

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

La cachetada de la pobreza que cambió una vida

dueño de zara Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

En cada uno de los tres países más grandes de Europa, la persona más rica heredó su riqueza:

  • En Alemania, George Schaeffler, con 26 mil millones de dólares
  • En Francia, Liliane Bettencourt, con 40, 900 millones de dólares, y
  • En Inglaterra, Gerald Grosvenor (Duque de Westminster), con 13, 300 millones.

Pero el más rico de Europa no está en ninguna de esas grandes economías, ni heredó su fortuna.

Nació y creció en la pobreza.

El papá de Amancio ganaba apenas 300 pesetas al mes (una docena de huevos costaba 30 pesetas), en un país que tardó mucho en recuperarse de los estragos de la guerra civil de 1930.

En una ocasión, Amancio acompañó a su madre a la tienda a comprar comestibles, pero el abarrotero les dijo que lo sentía pero que ya le debían mucho. Esa noche no cenaron, y Amancio lo sintió como una “fuerte cachetada”. La cachetada de la pobreza.

Al poco tiempo, a los 13 años de edad, Amancio dejó la escuela para ponerse a trabajar, como mensajero y repartidor en una tienda de ropa.

De ahí, poco a poco, fue aprendiendo el funcionamiento del negocio de las prendas de vestir, y paralelamente abrió su propio taller en el que fabricaba batas de baño, que vendía por mayoreo, a las tiendas de ropa.

A los 40 años de edad, dio su siguiente gran paso: Abrió una tienda de ropa con venta directa al público. La quería nombrar Zorba, como el personaje Zorba el Griego, interpretado por su actor favorito, el mexicano Anthony Quinn.

Sin embargo, en la oficina de registro le negaron el nombre, por los derechos de autor. Así que, jugando con las letras, llegó al nombre que definitivamente usó: Zara. Era el año 1975.

Al día de hoy, la firma cuenta con más de 2 mil tiendas en muchos países, y finalizó el año 2015 con ventas por 23, 300 millones de dólares, de la cuales, obtuvo una utilidad neta de 3,200 millones de dólares.

El “secreto” de su éxito ha estado a la vista desde el principio: Estar al pendiente de las novedades de la moda, fotografiar los diseños más prometedores, y tenerlos en todas sus tiendas, listos para la venta, en alrededor de 15 días.

Mientras a una prenda de diseñador le toma meses viajar de la pasarela a los grandes almacenes, los 15 días que Zara tarda, no son nada.

Todas las tiendas de Zara están en lugares “Premium” (las principales plazas comerciales de las grandes ciudades) por lo que siempre hay una gran cantidad de visitantes con dinero en el bolsillo entrando a comprar a las mismas.

Esto ha hecho que Amancio Ortega, aquél niño que sintió en su propia cara la “Cachetada de la Pobreza” hoy sea el más rico de toda Europa (y el tercero más rico del mundo) con una fortuna personal estimada en 70,700 millones de dólares.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

El Rey de los lentes de lujo

Del Vechhio, Luxottica, Oakley, Ray-Ban Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Leonardo Del Vecchio fue uno de cinco hermanos huérfanos de padre.

Su madre no pudo sostenerlos a todos y lo envió a él a un orfanatorio.

En cuanto tuvo edad, entró a trabajar a una fábrica de moldes para piezas automotrices y armazones de lentes. Ahí perdió parte de un dedo.

A los 23 años, abrió su pequeño taller para hacer moldes y armazones para lentes.

Esa pequeña tienda de armazones para lentes se expandió hasta convertirse hoy en día en el fabricante más grande a nivel mundial de lentes para sol y gafas para problemas de la vista.

La empresa se llama Luxottica y es la propietaria de las marcas Ray-Ban y Oakley, entre otras.

Tiene más de 6 mil tiendas, y ventas anuales por 7 mil millones de dólares y emplea a 60 mil personas.

La fortuna personal de Leonardo al día de hoy se calcula en 11 mil 500 millones de dólares.

Si Leonardo pudo salir de una vida de miseria contra tantos obstáculos, entonces cualquier persona puede lograrlo… ¿No crees?

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…