Category Archives: Superacion personal

Libros y TV: La gran diferencia entre RICOS y POBRES

Educacion y TVPor: Miranda Gomez –> Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA

La diferencia obvia entre alguien rico y alguien pobre es que uno posee grandes cantidades de dinero y el otro apenas tiene para subsistir día a día.

Pero existe otra gran diferencia. Y en esta diferencia se encuentra la clave para entender cómo es que alguien puede llegar a tener tanto y cómo la gran mayoría no tiene casi nada.

Televisores contra libros

Las personas pobres tienen una gran pantalla de TV

Asómate a la casa de alguien de clase media o clase baja, y lo primero que puedes notar es una gran pantalla de televisión. O puede faltar la buena comida, pero un buen equipo de sonido siempre estará ahí.

Las personas pobres usan las imágenes y sonidos controlados por otros (los grandes medios de comunicación, a su vez patrocinados por las grandes empresas y por el gobierno) para renunciar a su derecho de ejercer el arte de pensar por si mismos.

Cuando alguien piensa por si mismo, empieza a cuestionarse el porqué se encuentra en una mala situación, y qué es lo que puede hacer para salir de la misma. Pero el hecho de abandonarse a consumir imágenes y telenovelas toda la tarde, evita salir de la zona de confort que implica el usar el cerebro.

Las personas ricas tienen una gran colección de libros

La gente de gran fortuna está bastante educada, no necesariamente porque haya ido a una buena universidad (algunos de los grandes billonarios de hoy no terminaron la escuela) sino porque leen una gran cantidad de libros.

Y además de leerlos, usan tal conocimiento de formas que les beneficien.

En lugar de saltar de una actividad a otra, o de perder toda las tardes viendo programas televisivos, usan el conocimiento adquirido con un fin específico, y luego realizan actividades que les permiten alcanzar la meta.

Lo más importante del conocimiento que los libros te brindan es la posibilidad de empezar a entenderte a ti mismo y al mundo que te rodea. De este conocimiento es de donde surgen las preguntas, que, cuando se responden, conducen a alguien de la pobreza o de la medianía a la verdadera riqueza.

Te aconsejo, por lo tanto, que le restes tiempo a la televisión y se lo sumes a la buena lectura. Si no tienes idea de por dónde empezar, visita una librería, y en la sección de superación personal, o de negocios, o de biografías de personas de éxito,  puedes hallar bastante buen material.

Que la lectura se te haga un hábito, y verá que poco a poco, tus ideas sobre el dinero y cómo conseguir lo que deseas se irán aclarando y te llevarán por un camino distinto, más beneficioso para ti y las personas que te rodean.

Miranda Gomez

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

 

La magia de Pensar en Grande

La magia de pensar en grandePor: Miranda Gomez –> Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA

La gran mayoría de las personas están estacionadas en un nivel de conciencia que las obliga a prestar atención a los pequeños detalles de todo. A engancharse en cada problema, por mínimo que sea.

Están más interesados en el chismorreo, en el drama, y en los problemas de las demás personas que en su propio éxito.

Este nivel de pensamiento consume grandes cantidades de energía mental, y no deja nada bueno a cambio, porque al final de cada día, ha quedado muy poca energía para el pensamiento creativo y para resolver los problemas que verdaderamente importan.

Por el contrario, hay una minoría de la población (las personas ricas y de éxito) que a propósito ignora y NO practica esta forma de pensar. Saben que la cantidad de que pueden disponer cada día es limitado, y por eso escogen pasar cada una de esas horas pensando y actuando en grande.

Y saben que les conviene cambiar una vida pequeña de sobrevivencia por una vida a lo grande, de abundancia, alejada de los pequeños problemas que en lugar de quedar resueltos, generan más celos, y sentimientos de envidia y temor en un círculo vicioso difícil de romper.

Los verdaderamente ricos operan en un nivel de conciencia en el que el temor no existe, saben que para todo problema, sin importar su tamaño, existe al menos una solución igual de grande.

Y como este nivel de pensamiento permite enfocarse en la gran visión de lo que se desea, sin estar obsesionado por los pequeños problemas y detalles que se requieren para lograrlo, entonces cualquier sueño que a una persona “normal” le parece inalcanzable, para ellos es perfectamente posible.

Y esta diferencia de resultados entre la forma de pensar a lo grande y el pensamiento en pequeño se aprecia no solamente en el ámbito de los negocios, sino en todas las áreas de la vida:

  • El atleta profesional que tiene más premios, trofeos y contratos publicitarios que el deportista amateur, y que no se deben al desempeño físico, sino a una diferente visión de las cosas
  • El estudiante que siempre saca las mejores notas en los exámenes y el que siempre está aprobando apenas “de panzazo”
  • El artista cuyas obras se cotizan en millones de dólares (por ejemplo, Pablo Picasso) y el artista que apenas gana para medio subsistir, aunque los talentos de ambos sean comparables

En todos estos casos tú podrías pensar que la diferencia se debe a la suerte, pero realmente no es así. Se trata de que eleves tu nivel de conciencia y que haciendo un esfuerzo de voluntad, deliberadamente te apartes de los pequeños problemas de la vida y evites la envidia y los chismes y te concentres en la Gran Visión de lo que deseas lograr.

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Una millonaria desconocida

Millonaria desconocidaPor: Miranda Gomez –> ¡Haz crecer tu negocio!

Esta dama se llamaba Phyllis Stone, manejaba un viejo Chevy Cavalier, y vivía en una muy modesta casa en Albany, Estados Unidos.

Pero cuando murió, a los 91 años, dejó un portafolio de acciones de la empresa petrolera Exxon con un valor de más de 6 millones de dólares.

Phyllis trabajó durante 35 años en esa empresa, y siempre usaba parte de su sueldo para comprar acciones.

Por desgracia, en otros países los sueldos apenas alcanzan para comer y cubrir otras necesidades básicas.

En México, por ejemplo, es prácticamente imposible hacerse rico trabajando para otros.

El camino a la riqueza más rápido y seguro es tener tu propio negocio.

Y ya que lo tienes, hacerlo crecer rápidamente, usando los consejos que puedes hallar en el siguiente sitio:

Consejos para hacer crecer tu negocio

Y en cuanto a Phyllis, ella le dejó todo a varias instituciones de caridad y hospitales de su ciudad.

El encargado de una de tales instituciones, la United Way, que se encarga de brindar servicios de asistencia a adultos mayores, dijo:

– “Nunca me imaginé que ella tuviera tanto dinero… Nunca fue para nada ostentosa, estamos todos muy agradecidos”

Es una de las cosas positivas de tener mucho dinero: Puedes ayudar a otras personas que lo necesitan, ¿verdad?

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

El dinero y la tranquilidad

La riqueza sin problemas - Miranda GomezPor: Miranda Gomez –> ¡Haz crecer tu negocio!

La persona promedio prefiere pensar en cualquier otra cosa que el dinero (por ejemplo, fútbol). Esto se explica porque el tema del dinero hace surgir sentimientos negativos.

Una persona así (la mayoría de la población) ve al dinero como un mal necesario, un tema con el que hay que lidiar para conseguir las cosas necesarias en la vida.

Por el lado contrario, las clases ricas ven al dinero como a un libertador, y con la cantidad suficiente del mismo, pueden comprar la libertad financiera. Y paz mental.

Saben que el dinero no puede resolver todos los problemas o eliminar todas las preocupaciones, pero tiene el poder de reducir el estrés en los tiempos difíciles, y cuando los tiempos mejoran, brinda muchas oportunidades.

Los ricos saben que si surge un problema, y le puedes hacer un cheque para que se vaya, entonces en realidad nunca tuviste tal problema. El dinero hace que la mayoría de los problemas desaparezcan.

La mayoría de las personas, en cambio, se han preocupado por el dinero desde el principio de los tiempos, y siempre lo harán. No porque no sean capaces de adquirir riqueza, sino porque viven y funcionan en un estado de conciencia basado en el temor que los mantiene en la quiebra. Aún con empleo, viven de una quincena a la siguiente al borde de la insolvencia.

Esta mentalidad de falta de dinero hace que toda la información que una persona recibe la interprete de tal manera, que sus ideas y creencias limitantes se ven reforzadas. Por ejemplo, están siempre pensando cómo hacer que el dinero les rinda, dónde comprar más barato, cómo ahorrarse hasta el último centavo.

Mientras tanto, los ricos están enfocados en cómo ganar más, cómo invertir con mejores rendimientos su exceso de dinero, cómo apalancar los recursos financieros tanto suyos como de sus asociados para que crezcan.

Si te fijas, en las tiendas de artículos de lujo casi no se ofrecen ni ofertas ni descuentos, porque a este tipo de establecimientos les interesa atraer a las personas que no tienen mentalidad de restricción. Por el contrario, a una persona rica, en lugar de atraerla con ofertas y descuentos, la puedes alejar.

Y no es que a los ricos no les interesen los buenos tratos, sino que están más interesados en generar más y más dinero, cada vez más eficientemente, en lugar de desperdiciar sus energías cuidando los centavos.

El problema de fondo con todo esto es que la persona promedio ni siquiera sabe que está enfocando su atención en las cosas equivocadas, y por eso, nunca ni siquiera hará el intento de salir de su situación.

Tú que has leído hasta aquí, lo has hecho, estoy seguro, porque tú sí quieres progresar.

Y vas bien, porque el primer cambio debe de ser dentro de tu cabeza. Lo que sucede dentro de tu cerebro es lo más importante, ahí está la fuente de la riqueza. Esta sencilla verdad escapa a la mayoría de las personas, que piensan, con escepticismo, que los ricos obtuvieron su riqueza de forma inmoral o ilícita y que los ricos tienen muchos problemas.

Vaya consuelo, ¿no?

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Receta para tener un negocio próspero

Negocio exitoso - Miranda GomezPor: Miranda Gomez –> ¡Haz crecer tu negocio!

Si tú quieres salir de una situación económica difícil, y quieres salir de ella, entonces tienes al menos dos opciones para ganar dinero:

1. Conseguir un empleo

Para conseguir un empleo que valga la pena, debes de haber recibido capacitación, poder hacer algo que genere valor para que la empresa pueda pagarte tu sueldo y además sacar provecho para si misma.

Y aunque es raro que alguien llegue a hacerse rico a través de un sueldo, sí puede llegar a pasar. Por ejemplo, que sea tan eficiente o indispensable que lo hagan socio de despacho, tendiendo acceso a un porcentaje de las ganancias.

Tener un buen empleo, digno, es un sueño para millones de personas. Muchos de esos millones, sin embargo, no actúan, no buscan capacitarse, aprender. Es claro que es muy difícil salir de una situación económica adversa con esa actitud.

Y muchas veces, en el camino hacia la riqueza hay que empezar por ser empleado. De esa manera, puedes tener ingresos, ahorrar y estar listo para cuando se te presente la oportunidad de negocio.

2. Poner un negocio

Si ya trabajas en una oficina, te darás cuenta de que casi todos, incluyendo a los jefes, siempre están hablando de poner un negocio. Damos por hecho que el negocio propio es el camino hacia la riqueza y la independencia económica.

Por desgracia, las estadísticas nos dicen que el 98% de los negocios no sobreviven su primer año de vida. Cuántas veces no has visto que hay un nuevo negocio en la ruta por la que transitas diario, quizás inaugurado con bombo y platillo, pero que a los pocos meses ya cerró.

Pero existe una receta para tener un negocio próspero. Esta receta va en contra del sentido común. Lo que todos te dicen es: “Haz algo que te apasione, y así tu negocio tendrá éxito”.  Y aquí radica el error que hace que tantos y tantos negocios desaparezcan al poco tiempo de haber abierto.

Para tener un negocio próspero debes de dejar de lado tu ego, no se trata de lo que te guste a ti, sino de lo que los demás necesiten:

Receta para tener un negocio próspero

¿Tienes una idea para un negocio?

Antes de buscar inversionistas, antes de contratar a alguien o de rentar un local, necesitas detectar una necesidad en los demás, con la intención de hallar una solución viable a tal necesidad.

Si te fijas en todos los productos y servicios de éxito, lo que hacen es cubrir una o varias necesidades de la población.

Un ejercicio práctico que tú puedes hacer, es salir a la calle e intencionalmente fijarte en los negocios prósperos. Pregúntate: “Realmente… ¿Porqué es exitoso este negocio?”

Las apariencias engañan. Un simple puesto de hamburguesas y hot-dogs puede vender 5 mil pesos de producto cada noche, y otro, situado a una manzana de distancia, no vender nada. ¿Porqué? ¿Cuál es la diferencia? ¿Realmente hay mucha diferencia de sabor entre los productos que vende un negocio y los que vende el otro?

La respuesta nunca es tan sencilla como decir: “Es que las hamburguesas de este carrito están más sabrosas que las de aquél”.

El alimento que ahí sirven, en sí, es nada más uno de los factores, pero posiblemente no sea el más importante. Lo que una persona busca (aunque, conscientemente, no lo sepa) es la experiencia, el evento. No el producto.

Si vas a sacar a la familia a cenar hamburguesas, ¿Irás a un lugar aburrido? ¿O a uno en donde el dueño te llame por tu nombre, salude a tus hijos y les pregunte cómo van en la escuela? ¿Que te pregunte cómo está ya de grande tu Dobermann y que al final te de una bolsa con huesos para él?

Este ejemplo (que, por cierto, tomé de la vida real) encierra la receta para tener un negocio próspero:

No vendas un producto, vende la experiencia completa

Hace 6 meses, en un viaje por la ciudad de San Diego, unos amigos me invitaron a cenar a una pizzería. Era un local de tamaño mediano, en una calle de barrio normal (no dentro de un centro comercial).

Ordenamos pasta y pizza, y a los pocos momentos salió de la cocina una persona de mediana edad con un delantal y gorro blanco.

Era el dueño, un inmigrante italiano que, en un inglés con un acento muy marcado, saludó por su nombre a cada uno de mis amigos, me dijo que era la primera que me veía por ahí, que se llamaba Pietro, que en un momento llegarían nuestros alimentos, y se retiró.

La mesera trajo nuestros platillos, sonrió y se retiró. A los pocos momentos, regresó Pietro, y enfrente de nosotros descorchó una botella de vino tinto. Dijo que era un regalo para nosotros, brindó y bebió una copa, y se retiró.

El restaurante estaba realmente lleno, y una larga fila esperando a ser asignados mesa, y sin embargo, Pietro estuvo ahí con nosotros, nos regaló una botella de un buen vino, pero sobre todo, 5 minutos de su demandado tiempo.

Y hasta eso, la pizza y la pasta sí estaban muy buenos, hechos con recetas típicas de Italia.

Por supuesto que cuando en un futuro regrese a San Diego, iré, junto con mi familia y amigos, al restaurante de Pietro, y no dudo que este humilde inmigrante, al paso de unos pocos años sea un hombre de riqueza.

Te recomiendo que tomes tu idea de negocio y la pongas en práctica, en pequeña escala, para que vayas haciendo los ajustes que sean necesarios, y poco a poco, con las ganancias, las reinviertas y lo hagas crecer.

Pero eso sí, desde un principio, busca cómo diferenciarte de la competencia. Haz que la experiencia que tus clientes reciben cuando vayan a tu negocio los haga recordarte y volverán una y otra vez.

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Dicen que el dinero no compra la felicidad…

Cómo salir de pobrePor: Miranda Gomez –> ¡Haz crecer tu negocio!

Dicen que el dinero no compra la felicidad.

Y hay muchas frases, dichos y canciones que lo repiten:

– “El dinero no es la vida, es tan sólo vanidad”

– “Pobre pero honrado”

– “Las mejores cosas de la vida son gratis”

Pero aquí quisiera compartir mi opinión, la cual difiere de lo anterior: Ser pobre apesta.

Si no has vivido en la pobreza, entonces ni puedes comprender la constante frustración y estrés.

Preocupación por no poder darle una buena vida a tu familia, mandar a tus hijos a un buen colegio, soportar que los demás pasen por sobre ti.

Cuando no tienes nada, lo único que puedes vender es tu tiempo. Y como eres pobre, a nadie le interesa lo que hagas con tu tiempo.

¿Tienes una cita médica en el Seguro Social? Pues te sientas a esperar, aunque tarde horas tu turno. A nadie le importa cuánto tiempo pases ahí.

¿Y tus análisis? Para dentro de 3 semanas.

¿Vas a trabajar? Pues a caminar o a esperar media hora a que llegue tu autobús. No tienes para comprar un auto, ni la gasolina, ni el seguro, ni las refacciones si se llega a descomponer.

Y así con todo.

En todos los países, hasta en los mismos Estados Unidos, las personas sin dinero son ciudadanos de segunda clase.

Y cuando alguien ve a una persona pobre, automáticamente piensa que se encuentra así porque es flojo, o no está preparado, o es un ladrón o un vicioso.

Una de las grandes satisfacciones en la vida son las relaciones sociales sanas y abundantes con otras personas, pero cuando eres pobre, eso no existe.

Claro, sí hay cosas muy importantes además del dinero, como una buena reputación, integridad, salud y vigor físicos, una buena esposa, amigos que de verdad te quieran, etc.

Pero el dinero (junto con la actitud y el conocimiento para manejarlo y administrarlo bien) es una herramienta muy poderosa, la mejor que hay.

Ser un esclavo de tus propias necesidades básicas y ser tratado como alguien sin valor, cuando tú sabes que no es así, no es una vida para nada deseable.

La próxima vez que escuches una de las frases de consolación de siempre, entonces, ponte a pensar en todo esto, y no te des por vencido.

Sigue preparándote, leyendo libros de negocio, escribe tus ideas y llévalas a la práctica.

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

La gran importancia de tu diálogo interno

Mejorar el dialogo interno - Miranda GomezPor: Miranda Gomez –> ¡Haz crecer tu negocio!

Un jugador de Baseball, de fama mundial, visitó una prisión para inspirar a los internos a mejorar sus vidas.

Les contó una historia de su niñez, acerca de cómo su padre siempre le daba ánimos cuando practicaba.

Su papá siempre le decía: “Hijo, si le sigues pegando a la pelota así, un día vas a terminar en las Ligas Mayores de Baseball“.

El niño las primeras veces que lo escuchó, estaba seguro que solamente le estaba dando ánimos, porque estaba convencido de que en realidad no le pegaba tan bien. Pero poco a poco, al paso de los meses, se fue convenciendo de que lo que su padre le decía era cierto.

Y efectivamente, al paso de los años llegó a las Ligas Mayores y se hizo rico y famoso.

Después de escuchar esto, uno de los prisioneros se levantó y dijo:

– “Oiga, mi papá también me decía algo parecido cuando yo era niño… Cada vez que yo hacía algo que a él no le gustaba, me miraba a los ojos y me decía `Hijo, si te sigues portando así de mal, algún día vas a ir a la cárcel´.”

Y claro, ahí estaba. En prisión.

Resulta que el 90 por ciento de los prisioneros habían sido tratados como basura por sus padres cuando eran niños. A muchos de ellos ya les hablaban como si fueran delincuentes MUCHO ANTES de que acabaran tras las rejas.

Claro que esto no significa que nuestros padres determinen en quiénes nos convertiremos de grandes. Los únicos que podemos hacerlo somos nosotros, a través de cómo respondamos a esos y otros estímulos.

Pero ciertamente es más fácil ser alguien de éxito si tienes unos cimientos sólidos sobre los cuales construir tu futuro.

Independientemente de cómo te hayan tratado tus padres a ti, lo que te debe de quedar claro es lo siguiente: La forma en como te hablas a ti mismo determina la forma en que te percibes.

Y la forma en que te percibes juega una parte muy importante en qué tanta confianza tienes en ti mismo. De tu auto confianza depende si afrontas los retos con el afán de dominarlos y cumplir tus metas, o si te escondes y dejas pasar las oportunidades de la vida. No permitas eso.

Ten la confianza para ir tras lo que anhelas. El primer paso es tener controlado a tu diálogo interno. No esperes que de afuera te llegue lo que necesitas, sal a buscarlo, con la confianza de que tú vales mucho, que puedes aportar grandes cosas a los demás.

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Uno por ciento TODOS los DIAS

Historia de Hadfield - Miranda GomezPor: Miranda Gomez –> ¡Haz crecer tu negocio!

Los hábitos son fracciones de conducta que se repiten todos los días, hay hábitos buenos y malos.

Hábitos que te hunden, y hábitos que te hacen cumplir tus sueños y alcanzar tus metas.

Un hábito no te hará cambiar de la noche a la mañana, pero sí funciona si lo practicas con constancia.

Por ejemplo, si tratas de mejorar tan sólo un aspecto de tu vida, pero insistes en ello todos los días, es como si quisieras avanzar sólo un 1%.

Puede parecer muy poco, pero ese 1% al día, todos los días, al final de un año será un 365%.

Imagina que tú te propones mejorar en algo, y lo haces todos los días, con constancia… al final del primer año, ¡serás más de tres veces y media mejor en ello!

Si te pones a pensar, la vida está llena de ejemplos de esto, pero por lo general no les prestamos atención.

El niño que quería ser astronauta

–  Chris Hadfield nació en una pequeña granja, en Canadá. Una mañana, arriba en el cielo, vio pasar un avión, y entonces sintió el llamado de la aventura. Con tenacidad, se puso a leer todo lo que pudo sobre aeronáutica y aviación, y desde adolescente consiguió ingresar a entrenar como piloto. Su sueño, entonces, se hizo más ambicioso, y quiso ser astronauta, salir al espacio.

Supo que los requisitos para ello eran bastante mayores que los de simple piloto, y con empeño se puso a seguir el camino que lo llevara a lograrlo, y con práctica y más práctica a lo largo de 20 años, y ya con el grado de Coronel, ingresó en 1992 al Programa Estadounidense de Entrenamiento, convirtiéndose en el primer astronauta de origen canadiense.

Finalmente, el 12 de diciembre de 1995, Chris hizo su primer viaje espacial. Desde entonces ha hecho otros, y en total ha pasado 166 días en el espacio, ha hecho dos caminatas espaciales, y ha escrito dos libros de grandes ventas sobre su vida y su pasión. Su cuenta de Twitter, en la que publica fotos de sus andanzas, tiene muchos miles de seguidores y fanáticos.

Chris atribuye el cumplimiento de sus sueños a la persistencia, a la práctica de sus habilidades todos los días, a no cambiar de objetivos a cada rato.

Es un ejemplo de lo que tú puedes conseguir si te fijas en una meta y practicas todos los días para llegar a ella, aunque sea un 1% a la vez.

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Diferencia entre las personas ricas y las demás

Cómo ser rico - Miranda GomezPor: Miranda Gomez –> ¡Haz crecer tu negocio!

La persona promedio gasta más de lo que gana porque, la verdad, gana muy poco.

¿Cómo puede una familia promedio sobrevivir con los sueldos que se pagan en el país, y aparte, ahorrar?

No se puede.

En lugar de usar sus habilidades creativas, las personas tratan de hacer más con menos, y como resultado sufren de noches sin sueño, desesperanza, y miedo al futuro.

Y no estamos hablando solamente de la población de un país en desarrollo, como México, Argentina o Brasil. En el país más poderoso que haya conocido la Historia, Estados Unidos, la situación es la misma: La inmensa mayoría de las personas viven con la contante angustia de cómo hacer que el dinero que ganan alcance.

Las personas con este problema no son tontas, por el contrario, muchos son inteligentes, profesionistas educados y esforzados.

La diferencia entre ellos y las personas ricas radica en el enfoque.

la mayoría de la población tiene su atención puesta en muchas cosas, excepto en la verdadera forma de volverse rico, y esto se debe a la gran cantidad de creencias limitantes acerca del dinero y de lo que significa ser financieramente independiente.

De hecho, es lo último en lo que desean pensar, sobre todo porque todo el día las personas se encuentran bombardeadas con anuncios para gastar en cosas frívolas (la gran pantalla de plasma, por ejemplo).

Las agencias de publicidad reciben cientos de millones de dólares cada año para diseñar anuncios que inciten a gastar y gastar, y a tratar de vivir por encima del nivel de ingresos.

Los ricos, en cambio, sí viven por debajo de su nivel de ingresos. No porque gasten poco, sino porque ganan bastante, lo suficiente como para vivir a cuerpo de rey, sin que ello signifique que su fortuna sufra desgaste alguno.

Lo que tú debes de entender aquí, es que ellos llegaron a tal nivel de riqueza debido no al trabajo duro, sino al apalancamiento.

Usar el dinero de otros (conseguir inversionistas), o el trabajo de otros (contratar empleados) eso es lo que llamo apalancamiento.

Te sugiero entonces que apartes una hora de tu tiempo todos los días y pienses cómo tú también puedes usar el concepto de apalancamiento para dejar de pertenecer a la inmensa mayoría de personas que tratan de vivir por arriba de sus medios.

Para que tú también al igual que los ricos, empieces a vivir por debajo de lo que ganas.

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

La Riqueza Espiritual

riqueza espiritualPor: Tony Dillard –> Recibe mis consejos de Ciencia Mental y Superación Personal… ¡Completamente GRATIS!

La riqueza espiritual siempre es muy importante, y en estos tiempos mas que nunca. Estamos rodeados de materialismo, el valor de las personas se mide por cuanto dinero tienen. Hay revistas y medios de comunicación que aparentemente le dan mas valor a una persona mientras mas dinero tiene.

Sin embargo, tener mucho dinero puede generar envidia y negatividad en los demás, lo cual a su vez, mas adelante se te puede revertir, en un circulo vicioso que nada tiene que ver con la tranquilidad de espíritu a que todos deberíamos de aspirar.

Cuando posees riqueza espiritual, no solamente no serás afectado por la negatividad del mundo, sino que te vuelves una especie de faro, del que todos necesitan luz y guía. En este articulo te propongo tres pasos para que logres la riqueza espiritual que te convierta en una fortaleza en tiempos difíciles.

Primer paso: Tienes que mantener siempre una actitud de gratitud

Hay muchas cosas por las que se puede mostrar agradecimiento. Si te tomas el tiempo de tranquilamente sentarte y ponerte a pensar en las cosas buenas que tiene tu vida, sentirás una gran tranquilidad espiritual. Adicionalmente, al hacer esto estas desatando el poder de la Ley de la Atracción. Recuerda que  atraes lo que piensas, lo quieras o no lo quieras. Continue reading