Category Archives: Sociedad

Los 13 Principios del Exito de Napoleón Hill

piense y hagase ricoPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Si has visto la película “El Secreto” o leído el libro correspondiente,  entonces debes de saber que mucha de esa información ha sido directa o indirectamente tomada del libro “Piense y Hágase Rico” de Napoleón Hill.

Así que en definitiva, seria bueno que tomes ese libro (con seguridad lo tienes en tu casa) y leas el texto original que dio origen a toda una industria de la auto-ayuda.

Yo, como muchos, tengo una copia del libro. Tengo con ella como unos 20 años, si no es que más tiempo.

Y leyéndolo de nuevo, me queda claro que Napoleón Hill fue un hombre de creencias firmes y definitivas sobre muchas cosas. Fue una persona con mucha perseverancia, tanta, que invirtió 20 años estudiando a personas exitosas y sus procesos de pensamiento, y con sus conclusiones escribió el libro.

El libro se publicó en 1936, en una época en que Estados Unidos venia saliendo de lo que se llamo la Gran Depresión. Es curioso como el libro se publicó en un tiempo cambiante, de turbulencia y esperanza, y apenas un par de años antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Cuando se lee el libro, se pueden aún sentir los efectos de la Gran Depresión. Para un pueblo acostumbrado a salir adelante y acumular riqueza, como es el pueblo de Estados Unidos, venir de varios años de depresión, desempleo masivo y recesión económica debió de haber sido desesperante, y cierta cantidad de dicha desesperación alcanzo a quedar plasmada en el libro.

Una lección mas actual que nunca

Napoleón Hill nos dice que, “en realidad, es un estado de animo decaído, que millones de personas comparten, lo que tiene postrado al país” (Estados Unidos, en esa época).

Eso, y no la economía, es lo que había hecho que muchísimas oportunidades de crecimiento se hubieran desvanecido. Supongo que una explicación similar se pudiera aplicar al México de nuestros días.

Napoleón dijo que escribió el libro para divulgar las cosas que la gente rica hace para tener éxito, con la esperanza de que los que no han tenido éxito, aprendan y mejoren. Y a juzgar por la gente que personalmente conozco y que se han visto inspiradas al leerlo, estoy seguro de que el objetivo de Napoleón se ha logrado.

Y la esencia de su trabajo es que es el pensamiento, y la forma en que este guía a la persona a la acción, lo que realmente importa para alcanzar la riqueza que se ha fijado como meta.

Los 13 Principios de Napoleón Hill para alcanzar el éxito

Hill divide los pasos que componen su formula para el éxito en 13 puntos principales:

  1. Deseo
  2. Fe
  3. Autosugestión
  4. Conocimiento Especializado
  5. Imaginación
  6. Planeación Organizada
  7. Decisión
  8. Persistencia
  9. La Mente Maestra
  10. El Misterio de la Sublimación Sexual
  11. La Mente Subconsciente
  12. El Cerebro
  13. El Sexto Sentido

Al leer el libro, es muy difícil no contagiarse del entusiasmo que Napoleón Hill tenia en la efectividad de sus principios. En su gran obra, Napoleón te muestra la forma en que puedes hacer que esos principios funcionen para ti, al igual que funcionaron para toda la gente de gran fortuna económica que el estudio durante tanto tiempo.

Como han pasado tantos años desde su primera publicación, es posible que necesites ajustar algunas cosas para hacerlas actuales. Eso depende de la fecha del tiraje en particular del libro que consigas, porque ediciones posteriores a la primera han sido modificadas, tratando precisamente de brindarles actualidad.

Napoleon HillQuizá te sorprendas al compararlo con los cursos de auto ayuda recientes… verás que son muy parecidos, y que no te quepa duda de que el libro “Piense y Hágase Rico” es la fuente original de gran parte del material “moderno” que se puede encontrar el día de hoy.

Consíguelo, y tráelo contigo siempre. En tu coche junto a ti, por ejemplo, y cuando te toque un alto o una manifestación (suponiendo que vivas en el D.F.) entonces alégrate, porque tienes oportunidad de tomarlo y ponerte a leerlo.

Cada vez que lo leas, aunque sea un par de paginas, serás una persona cambiada: mas positiva y optimista.

Y cuando lo finalices, puedes reiniciar desde el principio, es uno de esos raros libros en el que hay más profundidad de la que parece a simple vista.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

¿Eres un vendedor?

Como tener exito en las ventasPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

¿Eres tú un vendedor?

Tu estado mental tiene más que ver con tu éxito que cualquier otro elemento.

Hay muchos vendedores que poseen un extenso conocimiento del producto. Tienen numerosos contactos de negocios. Hablan muy bien, Tienen personalidades encantadoras. Y aún así su desempeño en las ventas es promedio. Muchas veces, es sólo por encima de lo aceptable, apenas alcanza para que no los despidan.

Por otro lado, hay vendedores que tienen apenas suficiente conocimiento de lo que venden. Tienen pocos contactos de negocios, no siempre articulan bien sus pensamientos y no tienen personalidades especialmente encantadoras. Aún así sus desempeños en ventas están entre los primeros, siempre.

¿Porqué? ¿Cómo puede suceder esto?

Porque el éxito en las ventas (y en casi cualquier empresa), no es, sencillamente, producto del talento de alguien, o de su personalidad o contactos (claro, todo esto ayuda) sino más bien es el resultado de la actitud de esa persona.

Así es. Tu tendencia natural a tener una expectación positiva, y mantenerla, es lo más importante.

Tu expectación positiva te otorga la habilidad para ver posibilidades junto con la determinación para efectuar las acciones que se requieren para convertir tales posibilidades en realidades.

Tú debes ver un desafío y después de analizar sus aspectos positivos y negativos escoger enfocarse en lo positivo. Detectar posibilidades y visualizar el éxito.

Mientras más te enfoques en los aspectos positivos, es más fuerte tu habilidad para completar con éxito los desafíos, y mientras más fuerte es tu creencia, resulta más fácil llevar a cabo las acciones y completarlo.

Otros, en cambio, verán el mismo desafío y se enfocarán en los aspectos negativos, es decir, todas las razones reales o imaginarias por las cuales el desafío no puede ser completado con éxito. Verán sólo limitaciones y visualizarán solamente fallas.

Mientras más se enfoquen en los aspectos negativos más fuertes tales creencias crecerán y la improbabilidad de completar con éxito el desafío será creciente. Se dan por vencidos o cuando mucho hacen un esfuerzo a la mitad y no tienen éxito.

Tu éxito vendrá, tenlo por seguro, y para eso necesitas, ni más ni menos, actuar con determinación y en forma consistente. Si te dedicas a las ventas, ya tienes todo lo que se necesita para alcanzar el éxito. Cualquier persona puede alcanzar la cima del dinero si es constante y determinado, aún cuando vaya empezando y no posea contactos de negocios o una gran cultura.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

El Principio de la Riqueza

largas filas en venezuelaPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Tus pensamientos conducen a tus emociones.

Tus emociones conducen a tus acciones.

Y tus acciones producen resultados.

Como puedes ver, todo el proceso se origina con un pensamiento. Ahora bien, ¿Qué clase de pensamientos debes de tener para alcanzar una meta de riqueza?

Debes abandonar tu mentalidad de consumidor y pasar a una de productor. Todos siempre queremos comprar algo. Consumir bienes y servicios. Tener ropa cara, autos, entretenimiento. Más del 95 por ciento de la población vive inmerso en esta mentalidad.

Pero si cambias tu enfoque pensando siempre en todo momento qué cosa es lo que puedes tú producir, entonces estarás en el camino correcto.

Y en todo momento puedes producir soluciones.

Busca problemas en el medio que te rodea y piensa en las soluciones que puedes crear para solucionarlos. Si ves que una persona tiene problemas para estacionarse, ¿puedes entonces imaginar un método o servicio que le ayude a hacerlo? Claro que puedes.

Un ejemplo más dramático: en el hermano país de Venezuela la situación está muy crítica. La corrupción y la intervención gubernamental en los procesos de mercado han dado al traste con la economía, situación que se podía suavizar un poco por los precios del petróleo.

Pero ahora que el precio de éste se ha desplomado, el país está en una crisis total.

Aún en este ambiente enrarecido hay oportunidades de negocio para quien sabe hallar soluciones. Para conseguir cualquier tipo de alimentos o producto, se hacen filas interminables que duran horas y horas.

Así, muchos ciudadanos se dedican a levantarse temprano cuando aún está oscuro y se ponen a hacer fila. Después, venden su lugar en la fila a otras personas que necesitan conseguir lo que se está vendiendo y que llegaron tarde, y que corren el riesgo de que se termine y no alcancen.

De esta manera, por increíble que parezca, se ganan la vida y el sustento muchos cientos de personas en Venezuela.

Si todas estas personas en una economía tan deprimida se las ingenian para hallar soluciones a los problemas y conseguir de esa manera algo de dinero, entonces tú por supuesto que también puedes.

No me refiero a que salgas por las mañanas a hacer filas (¿Y porqué no? En Estados Unidos, Europa y Japón también lo hacen, cuando va a salir el nuevo iPhone).

El punto es que adaptes tu mentalidad a estar constantemente a la búsqueda de soluciones ingeniosas, creativas y razonables para resolver los problemas que se presentan todos los días a tu alrededor.

Si generas valor y lo entregas a la sociedad, tal valor regresará a ti en forma de dinero, multiplicado muchas veces.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Creencias para triunfar

como resolver problemasPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Piensa en la situación en que te encuentras. Y piensa en lo que te falta por lograr.

¿No tienes la vida de éxito que mereces?

Si tú crees que la vida es injusta porque a otros les va muy bien pero a ti no tanto, entonces es hora de hacer una pausa y evaluar lo que estás haciendo.

Lo primero que debes de hacer es tomar conciencia de que todos operamos nuestras vidas en base a creencias. A lo largo de tu niñez y de todos los años anteriores, tú has sido programado. No en una sesión sino en muchas, todos los días.

Cuando escuchas la opinión de alguien que admiras o respetas, tu cerebro hace suya una parte de tal comentario. Si el comentario es algo positivo, qué bien. Pero si no, entonces afecta negativamente tu forma de ver las cosas.

Esto puede suceder varias veces en el transcurso de un día normal. Así es como se van formando las creencias bajo las cuales tú actúas.

Gran parte de los resultados que obtienes se explican por este mecanismo.

La buena noticia en todo esto, es que si cambias tus creencias, también cambiarán los resultados que obtienes.

Te sugiero que tu primer análisis de ti mismo sea para mirar de forma distinta los problemas.

Si pasas la vida tratando de evitar problemas, entonces quizás ahí esté la falla.

Un problema no es tal. Es, más bien, una oportunidad. Porque el progreso se hace ideando soluciones a los problemas. Es como cuando vas al gimnasio. Levantas pesas, y eso somete a tensión y estrés al cuerpo, pero el resultado final es que el músculo crece.

Cuando se presente un problema en tu lugar de trabajo, o en tu vida personal, agradece, porque es una oportunidad disfrazada de progresar. Si hace tiempo que no resuelves algún problema, entonces quiere decir que estás dentro de tu zona de confort.

Mientras sigas ahí dentro, no cambiará tu situación. Sigue haciendo lo mismo, y obtendrás los mismo resultados. Permanecer dentro de tu zona de confort es igual a estar estancado.

Cambia la creencia que los problemas son algo malo. O quizás sí lo sean, pero cuando buscas y encuentras una solución, lo bueno que surge de ello supera a lo malo. El balance neto es positivo.

¿Tus clientes se van con la competencia? Vaya problema. No lo evites, no escondas tu cabeza bajo la tierra. Reconócelo y afróntalo. Se trata de una bendición disfrazada, porque al poner tú manos a la obra y resolverlo, saldrás fortalecido.

Tú puedes lograrlo.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

El hábito de todos los grandes millonarios

Los mejores libros del mundoPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Hay un hábito que todos los grandes millonarios de nuestra época tienen en común.

Leen mucho.

Cuando a Warren Buffett (67 mil millones de dólares) le preguntaron sobre el secreto de su éxito, dijo:

Lee 500 páginas todos los días. Así es como funciona el conocimiento. Crece como si fuera interés compuesto. todos ustedes pueden hacerlo, pero estoy seguro que la gran mayoría no lo hará

Cuando empezó su carrera como inversionista, hace décadas, Warren Buffett leía entre 600 y 1,000 páginas al día, y aún en este tiempo, le dedica el 80 por ciento de cada jornada a la lectura.

Y no es el único, al contrario, este hábito es práctica común entre la gran mayoría de los grandes millonarios, los súper ricos:

  • Bill Gates (80 mil millones de dólares) lee alrededor de 50 libros al año, o como él mismo dice, uno por semana
  • Mark Cuban (3 mil millones de dólares) dedica 3 horas al día a leer
  • Oprah Winfrey (3 mil millones de dólares) tiene un club de lectura, por lo que lee bastantes resúmenes de libros, y selecciona uno de ellos al mes para leerlo completo
  • Mark Zuckerberg (36 mil millones de dólares) ha hecho pública su intención, y la ha seguido rigurosamente, de leer un libro cada dos semanas
  • Elon Musk (13 mil millones de dólares) en un lector ávido, y cuando le preguntaron cómo aprendió a fabricar cohetes espaciales, respondió: “Leyendo libros”

Y son sólo algunos ejemplos. En un estudio hecho entre 1,200 personas de gran riqueza, todos dijeron que su pasatiempo favorito es la lectura.

¿Qué tipo de lectura? Los millonarios valoran plenamente el tiempo, y por ello son muy selectivos sobre lo que leen. Por lo general no leen para ser entretenidos, sino para aprender aún más, estar actualizados y para generar ideas.

Hay una diferencia notable entre el tipo de lectura de los muy ricos y de los no tan ricos. Según el autor Tom Corley, las personas con una fortuna promedio mayor a 5 millones de dólares leen libros de auto – ayuda, educación, finanzas y radiografía del éxito. Mientras que los no ta ricos leen principalmente (cuando lo hacen) para entretenerse: los géneros de ficción, acción y romántico.

El género principal que escogen los muy ricos son las biografías de personas de éxito. Leen hasta el más mínimo detalle, en busca de inspiración y guía.

Entre los muy ricos, hay bastantes que no terminaron la escuela formal: Bill Gates, Mark Zuckerberg, y el finado Steve Jobs son los ejemplos más conocidos. Pero es claro que nunca dejaron de aprender, y de ahí surgió su enorme éxito.

Tú también puedes dedicar al menos una hora al día a la lectura. Si ellos pueden, todos podemos. Menos televisión y más libros.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

DOP: Dinero de Otras Personas

Dinero de otras personasPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

La mayoría de las personas vive bajo el esquema del pensamiento lineal.

Por ejemplo, en lo que se refiere al tema del dinero.

El pensamiento lineal les dice que trabajan durante más horas al día, entonces ganarán más dinero, lo cual es cierto.

Pero también es la forma más ineficiente de ganar dinero, y debido a eso, la mayoría no tiene mucho.

Las personas ricas (me refiero a los que hacen su dinero legal y honestamente) son expertos en el pensamiento no-lineal, especialmente en lo que se refiere al dinero.

Un ejemplo lo tenemos en cómo ellos crean una idea pero no tienen el dinero para desarrollarla, por lo que recurren para ello al dinero de otras personas y así hacer que suceda.

La frase que más repiten las personas de la clase media es: “no tengo dinero para eso”.

Las personas ricas, en cambio, saben que no tener la solvencia suficiente para algo no es relevante, en realidad. La verdadera cuestión es:

¿Es la tasa de retorno de este proyecto positiva?

Si es así, entonces siempre se puede conseguir dinero para eso, porque las personas con exceso de dinero siempre están a la búsqueda de oportunidades de inversión.

Desde ese punto de vista, es más fácil conseguir 10 millones de dólares que diez mil, porque hacer que tal cantidad de capital produzca un retorno positivo no es cualquier cosa, y si un proyecto permite visualizar que tal cosa es posible, entonces el dinero fluirá hacia el mismo.

Las personas o instituciones que tienen grandes cantidades de dinero, son como cazadores que siempre están acechando a una presa.

Dicha presa no es otra cosa que algún trato o proyecto que les de a ganar un rendimiento positivo con un riesgo controlado, del cual puedan sacar una suculenta tajada.

La frase de clase media “se necesita dinero para ganar dinero”, es limitante y hasta destructiva. Tú puedes tener grandes ideas o proyectos para solucionar proyectos, y si son viables y producen retorno positivo con riesgo controlado, entonces atraerás dinero como si fueras un imán.

Como puedes ver, entonces, tú sí tienes la posibilidad de volverte rico:

Identifica un problema, piensa en una solución viable que produzca retorno positivo en un escenario en el que riesgo esté bajo control, y con un poco de búsqueda, el dinero de otras personas empezará a llegar para hacerlo realidad.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

El nacimiento de una industria billonaria

Historia del desodorantePor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Hasta antes del siglo anterior, los olores del cuerpo humano, si bien ocasionaban el ocasional comentario, en general se consideraban algo natural y aceptable.

Pero a principios del Siglo XX una joven mujer de Cincinnati, en los Estados Unidos, llamada Edna Murphey, empezó a tratar de vender un antitranspirante que su papá, un cirujano, había desarrollado para que no le sudaran las manos durante las operaciones.

Edna le puso por nombre Odorono a su producto. Contrató vendedoras que iban de casa en casa ofreciéndolo, pero las ventas no eran lo que ella esperaba. Después contrató un stand en la Expo de Atlantic City de 1912, y gracias a un verano especialmente caluroso, las ventas aumentaron un poco.

Decidió buscar la ayuda de expertos en comercialización y contrató a una agencia publicitaria de Nueva York. Ellos le enviaron una persona creativa y talentosa, para hacerse cargo.

Después de analizar el problema, el joven publicista, de nombre James Young, llegó a la conclusión de que la creencia de las personas era que no es saludable suprimir el sudor. Para superar tal obstáculo, diseñó una serie de anuncios atrevidos, que impulsaran a las mujeres a comprar el producto, sin detenerse a pensar en las posibles consecuencias nocivas que pudiera tener.

En uno de tales anuncios, bastante atrevido para la época, aparece una mujer abrazando a un hombre, en una pose romántica. En el texto puede leerse:

“No pierdas a tu hombre. Un mal olor puede alejarlo”

El anuncio ocasionó una amplia controversia, e incluso las revistas que lo publicaron llegaron a perder suscriptores. Pero funcionó.

La campaña publicitaria trajo a la atención pública el “asunto” del olor del cuerpo humano, y las ventas de Odorono se dispararon. En 1920, alcanzaron la astronómica suma de 417 mil dólares.

Para 1927, la compañía tenía ventas anuales del millón de dólares y en 1929 (justo antes del crack bursátil) Edna Murphey le vendió su negocio a la empresa Northam Warren, los fabricantes de Cutex, el producto más usado para quitar el esmalte de las uñas.

La aventura de Edna marcó el inicio de una nueva industria, la de los desodorantes, que en el año 2012, tan sólo en los Estados Unidos, representó, aproximadamente, ventas por 1,200 millones de dólares.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Se hizo millonario vendiendo tarjetas de teléfono

Kenny TroutPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Cuando Kenny Troutt tenía 11 años de edad, sus padres se divorciaron.

De por sí, la niñez de Kenny no había sido fácil. Su padre era alcohólico, trabajaba de bartender en una cantina, y de vez en cuando también laboraba como obrero.

A raíz del divorcio, Kenny, su mamá y sus hermanos tuvieron que mudarse a un departamento para personas de bajos recursos, subsidiado por el gobierno.

Pero, determinado a ayudar a su madre a salir adelante, Kenny se puso a vender seguros. Pudo continuar estudiando (logró ingresar a la Southern Illinois University) y vendiendo, y con el dinero de las comisiones comprar comida y ropa para su familia y pagarse sus estudios.

Aunque ya le estaba yendo mejor a él y a su familia, Kenny decidió independizarse. Tenía muchas ideas, pero en todas ellas había algo en común: las ventas.

Desde el punto de vista de Kenny, las ventas son el pilar básico de todo negocio. Sin importar cuál fuera el producto o servicio, lo importante era el equipo de ventas.

Decidió probar vendiendo llamadas de larga distancia. Para ello, entró en contacto con varias compañías telefónicas, y consiguió precio de mayoreo en minutos de llamadas. Ese sería su producto.

El y su equipo de ventas empezaron a ofrecer tarjetas de prepago para llamadas de larga distancia, con un éxito inicial moderado. Todo mejoró cuando se le ocurrió recurrir al modelo de ventas de multinivel: sus vendedores empezaron a reclutar a otras personas como vendedores de las tarjetas de tiempo aire, y a su vez podían reclutar a más gente para hacer lo mismo.

El éxito, ahora sí, fue casi inmediato y explosivo. La empresa, llamada Excel Communications, tenía ventas anuales de 1,500 millones de dólares. En 7 años, llegó a ocupar la posición No. 4 entre las empresas de telecomunicaciones en los Estados Unidos (ojo: pero sin poseer algún equipo electrónico).

En 1996, la empresa se convirtió en la más joven en salir a la Bolsa de Valores de Nueva York. Esta operación convirtió a Kenny en un multimillonario. Se retiró de la compañía en 1999.

Al día de hoy, Kenny se dedica a manejar 3 equipos de baseball (de su propiedad) de las Lijas Juveniles de Estados Unidos. Todos operan con el principio de mezclar jóvenes jugadores provenientes de familias de bajos recursos con otros provenientes de familias ricas, como una forma de ayudar a motivarlos a salir adelante y llevar progreso a sus familias.

En su niñez, Kenny vivió en una casa pequeña y sin muebles (él, su madre y sus hermanos dormían sobre el piso) pero hoy posee una granja llamada Winstar Farm en el estado de Kentucky, que tiene más de 100 hectáreas de superficie y en el que mantiene un equipo de 500 caballos de alto registro, entre los que se encuentran el ganador de la Triple Corona 2015, llamado American Pharao.

En su edición del 2015, la revista Forbes ubica la fortuna personal de Kenny en 1,470 millones de dólares.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Venciendo a los gigantes

historia del jabon liquidoPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Robert Taylor era dueño de una pequeña compañía, dedicada a fabricar y vender productos de limpieza para el hogar y la industria.

La competencia era dura, en un campo dominado por empresas gigantes transnacionales, como Procter and Gamble (P&G), Colgate, Johnson and Johnson (J&J) y Unilever.

Robert comprendió que tenía que hacer algo distinto, porque las esperanzas se ganarle a uno de estos gigantes eran casi nulas. La idea que se le ocurrió: el jabón líquido.

Ya desde el año de 1865, una persona llamada William Sheppard había descubierto que agregando pequeñas partes de amoniaco y otras sustancias al jabón normal, éste adquiría una consistencia casi líquida, viscosa.

Así que Robert se puso a perfeccionar el producto, para darle hacerla más suave, y le agregó aromatizantes y colorantes, con lo que lo hizo comercialmente atractivo.

Pero quedaba el problema de las empresas gigantes. En cuanto descubrieran su producto, nada les impedía copiarlo y sacar sus propias versiones, y con el poder de sus redes de distribución y sus enormes presupuestos para publicidad y marketing, el destino de su idea y de su producto se veía muy negro.

Robert compendió que no podía evitar que las otras compañías copiaran y vendieran su producto, porque no se puede patentar. Sin embargo, lo que sí estaba protegido por una patente era la pequeña bomba de plástico para extraer el jabón líquido de la botella.

Investigando, encontró que la patente la tenían dos pequeñas fábricas de productos y piezas de plástico. Robert se acercó a ellas, y firmaron contrato de suministro exclusivo para él durante un año. La demanda por esas pequeñas bombas de plástico era casi inexistente, por lo que no hubo problema alguno.

La maniobra de Robert le dio, ahora sí, la protección que estaba buscando. Los competidores no podrían comprar las bombas de plástico durante un año completo, y ese tiempo le daría a Robert la ventaja inicial.

El producto fue un éxito de inmediato, y al ir pasando los meses, más y más cadenas de tiendas departamentales y farmacias lo incluían en sus inventarios, dándole a la empresa de Robert (Minnetonka Co.) un muy buen reconocimiento y posicionamiento de marca.

En seis meses, Robert vendió unos 120 millones de dólares de Softsoap (el nombre de su jabón líquido). Además, entró en pláticas con las fábricas dueñas de la patente de las bombas para extender la duración del contrato.

La reacción de los gigantes de la industria fue la que Robert estaba esperando: Ofrecieron comprarle su empresa, la Minnetonka Co., y reconociendo en él a un hombre de negocios muy capaz que seguramente haría un buen papel como ejecutivo, también le ofrecieron un empleo.

Roberto dijo que sí a lo primero y no a lo segundo, y para que quedara claro quien llevaba el control, hizo una subasta, poniendo a los grandes corporativos a competir unos contra otros.

Finalmente, sus marcas Village Bath y Softsoap quedaron en manos de Colgate Palmolive, y la empresa (equipo, personal, canales de distribución) se la vendió a Unilever. La suma de ambas operaciones le generó a Robert aproximadamente 1,200 millones de dólares (valor actualizado).

La maniobra perfectamente ejecutada de Robert Taylor para acaparar la producción de las bombas manuales de plástico le dio una ventaja capaz de hacer que los gigantes se sentaran con él a negociar, y es hoy caso de estudio en las escuelas de negocios de muchas universidades del mundo.

Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Lo que llegó con el viento

autor lo que el viento se llevoPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Margaret Mitchell se casó dos veces, pero no tuvo hijos.

Trabajó como reportera en un pequeño periódico de su ciudad, Atlanta. Un año después de se segundo matrimonio, se lastimó un tobillo y tuvo que dejar su trabajo en el periódico. Nunca regresó a él.

Como ninguno de sus dos matrimonios produjo hijos, escogió ponerse a escribir, como pasatiempo. Se sentó frente a la mesa del comedor en su pequeño departamento, y se puso a teclear en su máquina de escribir.

Escribió sobre una mujer llamada Scarlett O´Hara, personaje ficticio, que, al ir creciendo de niña a mujer en medio de la Guerra Civil Americana, va librando los obstáculos que se le presentan y eso le permite forjar su carácter.

Escribió y escribió, y cuando terminó la novela, era enorme y largo, más de 2 mil páginas.

La llamó: Lo que el viento se llevó.

La novela quedó terminada en 1929. Margaret la guardó en una gran caja, y se dispuso a seguir con su vida normal. El manuscrito estuvo en esa caja, las hojas poniéndose lentamente amarillas, durante 6 años.

Hasta que en 1935, el ejecutivo de la editorial Macmillan Company, Harold Latham, contactó a Margaret para preguntarle por el libro. Harold había escuchado de la existencia del mismo por terceras personas, pero Margaret, aunque le confirmó que, efectivamente, sí existía el libro, no tenía interés en mostrarlo.

Finalmente, tras la insistencia del editor, ella se animó y se lo mostró. Harold se tomó una semana en leerlo, y reconociendo que se trataba de “dinamita pura”, le ofreció un contrato a Margaret, que ella firmó a finales de 1935.

Le tomó un año a la editorial y a Margaret reducir la extensión del trabajo a un tamaño más manejable y a preparar las placas de la imprenta. Finalmente, salió a la venta al público el 30 de Junio de 1936. Con casi mil hojas, tenía  un precio de 3 dólares por libro.

El éxito fue inmediato, estremecedor:

Muchas librerías lo agotaron el primer día que lo recibieron, y al día siguiente ya estaban pidiendo más a la editorial. La empresa, al ver todos los pedidos nuevos de todo el país, suspendió la impresión de todos los demás título, y dedicó la planta de impresión completa al libro de Margaret. Al siguiente mes, ya había contratado otra planta, aún más grande, para la producción de más ejemplares, a todo vapor, en 3 turnos de 8 horas cada uno.

Tres semanas después del primer día, ya se habían vendido 175 mil copias. Dos meses después, ya eran 330 mil, y al año ya se habían alcanzado el millón y medio de ejemplares vendido.  Si un escritor logra vender 50 mil copias, de lo que sea, a lo largo de su vida, ya se considera exitoso. Pero había librerías que hacían pedidos de 50 mil copias de Lo que el Viento se Llevó en un día.

El dinero de las regalías de Margaret Mitchell se acumulaba tan rápido, que la editorial contrató un equipo de contadores dedicado exclusivamente a llevar el control de ella. Le enviaban a su casa cheques mensuales por 50 mil dólares. El equivalente, quizás, a un millón de los de ahora.

El director de Hollywood, David Selznick, le compró los derechos para hacer la película. Cuando estuvo terminada, “Lo que el viento se llevó” rompió todos los récords de taquilla, se llevó 11 premios Oscar, y marcó el pináculo de la fama y de la carrera de Selznick.

En Agosto de 1949, Margaret fue atropellada por un auto mientras cruzaba una calle en Atlanta, y murió a los pocos días. Hasta entonces, su libro llevaba vendidos unas 7 millones de copias, y se estima que le había producido el equivalente a unos 120 millones de dólares actuales.

Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…