Category Archives: Negocios

¿Porqué triunfan las ideas?

VHS contra Beta

VHS – No fueron los primeros video casetes, ni los mejores, pero aún así vencieron a los demás

Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

¿Alguna vez has tenido una gran idea?

Me refiero a ese tipo de ideas que, cuando te surgen, te sientes completamente seguro que será un gran éxito y te convertirán en una persona muy rica.

Por supuesto que tienes este tipo de ideas. Todos tenemos ideas, algunos son buenas y otras no tanto.

¿Porqué algunas ideas son un éxito en la vida real y otras no?

No es tan sencillo como decir: “las mejores ideas son las que sobreviven”.

Ejemplos de buenas ideas que no sobrevivieron y fueron sustituidas por otras ideas menos buenas, hay muchos. Para muestra un botón: hace como 30 o 40 años, en los inicios de la era del video, surgió la primera videocasetera casera.

Se llamaba Betamax, desarrollada por la empresa Sony, en 1975. Era un casete compacto, y con una imagen de muy buena calidad. Un año más tarde la empresa JVC sacó su propia versión del producto, llamándolo VHS. Durante una década, más o menos, ambas empresas estuvieron en guerra por dominar el naciente y enorme mercado del video casero.

VHS, a pesar de ser un producto tecnológicamente inferior y de tamaño más grande, ganó la guerra, y fue el formato usado durante décadas, hasta que surgió la tecnología de los DVD. Durante ese tiempo, le dio de ganar a la empresa que lo creó muchos cientos de millones de dólares.

¿Por qué le ganó VHS a Betamax?

Porque la idea de VHS tuvo una mejor mercadotecnia. Sus creadores hicieron a su idea más perdurable que la de la competencia. ¿Cómo?

Se enfocaron en hacer a su producto, el VHS, mejor que el de la competencia en tan sólo una cosa, y después invirtieron fuertes sumas de dinero en dar a conocer dicha ventaja: La Beta tenía una duración de 1 hora, y la VHS de 2 horas.

Eso permitía ver una película completa, sin necesidad de cambiar de casete a la mitad de la misma.

Ese detalle que aparentemente no debería contar tanto, magnificado a través de la publicidad y mercadotecnia, fue lo que destronó a Beta del mercado y colocó al formato VHS como el rey.

Tanto así, que los casetes Beta son hoy tan sólo una nota al pie de la página en la historia del video.

¿Cómo puedes tú usar este conocimiento a tu favor? Haz que tu producto o negocio sea mejor a la competencia aunque sea en un sólo aspecto, y a continuación dedica tus esfuerzos publicitarios en promover dicha característica.

Y por cierto, si tú ya tienes un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

La herramienta universal

que es el dinero

DINERO – Es la herramienta universal en los negocios, si lo empleas bien, puedes mejorar tu vida y la de tu familia

Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

El dinero es la herramienta Universal para los negocios.

Y como cualquier herramienta, del uso que le des dependerá el provecho que le saques.

No es raro ver que personas que han ganado millones de dólares en alguna lotería, a los pocos años ya están quebrados de nuevo.

Muchos terminan peor de como empezaron: con vicios que antes no tenían, y con mujeres y amigos que realmente nunca los quisieron.

Sin embargo, tener mucho dinero no es malo.

La cantidad de dinero que tú tienes no tiene nada que ver con si eres o no una buena persona. Ser bueno con el dinero es un poco como ser bueno con las cartas. Las personas que son buenas para jugar a las cartas no son mejores ni peores que los demás, sólo son mejores para jugar al póker, eso es todo.

Si tú pides prestado dinero para hacer más dinero, y efectivamente lo logras, es como si hicieras magia. Creaste algo donde antes no había nada.

Por otro lado, si te endeudas para pagar tus cuentas de restaurante o para comprar algo que querías, pero que no necesitabas (por ejemplo, una TV de plasma gigante), entonces lo que has hecho es algo muy tonto. No hay magia ahí.

¿Notas la diferencia?

Con la misma herramienta, el dinero, puedes hacer algo brillante que mejore tu vida y la vida de los que te rodean, o algo muy tonto que a la larga en realidad hace que tu vida sea peor.

Por lo mismo, salir de tus deudas lo más rápido que te sea posible es la cosa más inteligente que puedes hacer con tu dinero. Si tienes deudas de tarjetas de crédito, tu principal objetivo debe de ser salir de esa trampa.

Las compañías de tarjetas de crédito tienen más ganancias que casi cualquier otra compañía en el mundo. Abona hasta el último centavo que puedas conseguir, trata de renegociar que te bajen los intereses. Consigue otro préstamo con menor tasa de interés para que pagues.

Y por favor, cuando hayas logrado salir de esa deuda, destruye la tarjeta, o déjala únicamente para una emergencia. Pagar la cuenta del restaurante no es emergencia.

Gran parte del problema con el dinero, es que es un tema altamente emocional. Desde niños, el tema del dinero nos produce emociones fuertes y erróneas.

Por ejemplo, cuando de niño le dices a tu papá que tu tío “es rico y tiene mucho dinero” y tu papá te responde que “nosotros no, somos pobres pero honrados”, estás recibiendo la enseñanza de que tener dinero es malo, y de que las personas que tienen mucho dinero es porque de seguro hicieron algo malo.

Esa emoción negativa queda atada al dinero, y por eso cuando creces, inconscientemente te saboteas en lo que respecta al dinero. Imagina que un albañil tiene problemas emocionales con el cemento. No creo que pueda construir buenas casas, ¿verdad?

Igual de ridículo es tener problemas emocionales con el dinero, porque el dinero es solo una herramienta.

Coloca tus problemas emocionales donde pertenecen. Domínalos con la lógica y las matemáticas. El dinero es una herramienta poderosa, y mientras más tengas de él, más cosas útiles podrás hacer.

Y si tú ya tienes un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Piensa en los demás, hazlo por ti mismo

necesito ayuda

AYUDANDO A TU PROJIMO – Cuando dejas de pensar en tus problemas y ayudas a solucionar los de alguien más, en realidad te estás ayudando a ti mismo

Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Todos tenemos problemas. Tú puedes pensar que los tuyos son especialmente difíciles de resolver, que nadie más lleva una carga tan pesada como la tuya. Tienes razón.

Y es que es muy difícil ver cuál es la solución a tus propios problemas, porque tienes muchas emociones en juego. No es lo mismo cuando ves los problemas de los demás. Ahí si, las soluciones te parecen obvias. Tu juicio no está nublado por algún cumulo de emociones.

Por eso te propongo que, en lugar de tratar de ayudarte a ti mismo, hagas lo posible por ayudar a otros. Al hacerlo, dejas de pensar en tus preocupaciones.

Si dejas de pensar en tus dificultades y piensas en las de otra persona con el ánimo de ayudarla, sigues pensando en problemas, sí, pero ya no con emoción negativa, sino con la expectativa de que estas ayudando a alguien, lo cual te brinda satisfacción y un sentimiento positivo de plenitud.

Cuando te interesas en las dificultades de alguien más, con la intención de ayudar, entonces sucede que aprendes cosas nuevas, porque la otra persona debe de explicarte cuál es su situación actual, cómo llego a ella, y porqué cree que no tiene solución.

Tú puedes brindar tu experiencia en tu propio campo de trabajo, pero al mismo tiempo estás aprendiendo muchas cosas nuevas. Te será a ti más fácil resolver la dificultad de tu prójimo.

Y después, con la satisfacción de que colaboraste en la resolución de los problemas de alguien más, ya de regreso a los tuyos propios, verás que no son tan difíciles como creías.

Todo te será más fácil.

Si dejas de pensar solo en ti, aunque sea por unas horas, y piensas en los demás y en cómo ayudarlos, en realidad sí te estarás ayudando a ti mismo. Adelante, haz la prueba.

Y si tú ya tienes un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Sé un buen ejemplo para tus hijos

niños de exito

TU ERES EL EJEMPLO – Tus hijos harán lo que hagas tú… ¿Los estás guiando bien?

Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Ser padres es una responsabilidad muy grande, sobre todo porque, si deseas que tu hijo tenga éxito, no puedes dejarle a la escuela ese trabajo.

En la escuela, a tu hijo le enseñan cosas que le serán útiles mas adelante (sobre todo en las demás escuelas a las que asista), pero ninguna de estas cosas que le enseñan ahí, le garantiza el éxito en la vida.

Y es lógico: no recibe enseñanza de empresarios exitosos, sino de maestros, quienes a fin de cuentas, son empleados.

No es que ser maestro sea malo, pero en cuestiones de dinero, por lo general viven, igual que la mayor parte de la población, a una quincena de distancia de la bancarrota.

Tu hijo puede recibir su educación en un colegio privado o en una escuela pública. Pero lo que determinará su éxito financiero en la vida, es la relación que lleve con los conceptos de “la riqueza” y “el dinero”.

Pensemos, por ejemplo, en tu caso:

¿En la escuela te enseñaron cómo debe de manejarse el dinero? Porque aún cuando seas un profesionista de éxito (digamos un doctor con muchos pacientes), si tu relación con el dinero no es sana, entonces tu éxito no durará tanto, y no será lo grande que hubiera podido ser.

Tú eres el ejemplo que tus hijos seguirán

Tus hijos están más influenciados por tu ejemplo que por todas las palabras que puedas decirles. Si les dices que no fumen porque es malo para la salud, pero tú mismo eres un fumador, entonces que no te extrañe cuando los sorprendas fumando a escondidas.

Es lo mismo con el manejo del dinero. Si te compras todo lo que se te antoja, en cuanto lo ves, entonces es difícil que te hagan caso cuando les quieras enseñar la importancia del hábito del ahorro.

Lo que es peor aún, si constantemente les estás comprando cosas como una forma de demostrarles que los quieres, o porque ya no aguantas sus lloriqueos, entonces les haces un gran daño. En los hechos les demuestras que no es necesario trabajar para tener dinero.

Tus hijos necesitan vivir la experiencia de trabajar para obtener dinero. Deberías de asignarles a cada uno una pequeña cantidad semanal, misma que les entregarás únicamente si ayudan con las labores de la casa.

  • Pronto verán algo en la TV o en alguna tienda que querrán comprar, y cuando te lo pidan, debes de decirles que es necesario tener dinero ahorrado para poderlo adquirir, lo cual les enseñará el valor del ahorro.
  • Puedes enseñarles aun más, y prestarles una parte del dinero, haciéndoles un plan de pagos que incluya intereses. Distribuye los pagos a lo largo de varias semanas, y usa un interés similar al que usan los bancos con las tarjetas de crédito.

Ellos mismos se darán cuenta que aunque vayan al día con sus pagos semanales, la cantidad de dinero que deben no baja. Eso les hará tomar conciencia de que hay trampas financieras (tarjetas de crédito) que los pueden hundir.

TRAMPAS FINANCIERAS - No dejes que tus hijos caigan en la trampa de las tarjetas de crédito

TRAMPAS FINANCIERAS – No dejes que tus hijos caigan en la trampa de las tarjetas de crédito

Si a muchos de nosotros nos hubieran inculcado ver al dinero como una herramienta, y no como un fin en sí, entonces no tendríamos tantos millones de personas con la vida hipotecada, en bancarrota crónica por haber contraído deudas alegremente, más allá de la capacidad de pago.

Si tú tienes una relación con el dinero que no es sana, entonces ya te habrás dado cuenta, porque con toda seguridad estás hasta el cuello de deudas impagables.

Es tu responsabilidad educar a tus hijos para que no caigan en esta misma trampa.

Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

¿Cuál es la diferencia entre ricos y pobres?

como pasar de pobre a ricoPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Las diferencias entre los ricos y los pobres son muchas. Los ricos conducen coches grandes, viven en casas de lujo, toman vacaciones donde quieren, etc.

Por sobre todo, los ricos tienen la capacidad de disfrutar una verdadera libertad en sus vidas, para hacer lo que quieran, cuando quieran.

Las personas ricas no sólo disfrutan de experiencias diferentes y tienen posesiones diferentes a la de los pobres, sino que también piensan de manera diferente a ellos. Los ricos  tienen una mentalidad diferente sobre el dinero, y ahí radica la verdadera diferencia.

Es un hecho que a menudo las personas que reciben grandes cantidades de dinero de repente, como por ejemplo una herencia, o sacarse la lotería, a menudo la pierden y terminan igual de pobres que antes.

Esto es debido a que tienen una mentalidad diferente a las personas que crean riqueza.

Y esto está comprobado. Por ejemplo, en Estados Unidos, está plenamente documentado que la gran mayoría de las personas que obtuvieron premios de entre 20 y 30 millones de dólares  en el lotto (lotería), al transcurrir 10 años se encuentran en la bancarrota, sin un centavo.

Como la persona que recibió mucho dinero de repente no cambió su interior, entonces sus creencias sobre el dinero siguen siendo las mismas. Dichas actitudes son las que, a pesar de haber recibido una fortuna, de nuevo lo conducirán a la pobreza.

Pero si aplicamos la lógica, el proceso inverso también es cierto: A partir de cambiar tu sistema interno de creencias y actitudes, tú puedes abandonar la pobreza o la falta de dinero y llegar a una situación (ahora sí, permanente) de riqueza y abundancia.

No es algo fácil, sobre todo porque el ingrediente más importante para lograrlo es la constancia. Tienes que estar vigilante todo el tiempo de tu forma de pensar y de reaccionar. Siempre, todos los días.

Abandona tu mentalidad de consumidor y piensa como productor: ¿Qué puedes tú ofrecer a los demás? ¿Cómo puedes crear valor para la sociedad?

La mejor respuesta es: Identificando problemas y encontrando soluciones. Todos los días, haz tu mejor esfuerzo por escuchar las quejas, temores, y preocupaciones de los demás, y a partir de ahí imagina posibles soluciones.

Porque los negocios prósperos de eso están formados: De ofrecer a los demás soluciones a sus problemas:

  • La persona que ya no tiene dónde colocar sus libros y adornos
  • El carpintero que le soluciona el problema fabricando un librero a la medida
  • La maderería donde el carpintera puede hallar una parte del material necesario para hacerlo (madera, barniz)
  • La ferretería donde puede comprar el resto (herrajes metálicos, herramientas)
  • La sociedad productora rural que surte de madera al mayorista
  • La fábrica que maquina el metal para fabricar los herrajes…

Y así, la cadena de factores que permite satisfacer la necesidad de alguien es bastante larga, y con cada eslabón, se produce una ganancia. Al final, todos ganamos cuando los problemas se solucionan.

Si todos los días, de forma constante, estás tú a la caza de problemas e imaginas soluciones, llegará un día que recordarás por siempre.

No porque ese día te saques la lotería, sino porque ese día tendrás la idea que te llevará de la pobreza a la riqueza y la abundancia.

Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

La gran idea de Ty Werner

precio de los beaniesPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Ty Werner nació el año de 1944, en la ciudad de Chicago.

Como sus padres no tenían muchos recursos, cuando llegó a la juventud se metió al Ejército y así poder cursar una carrera. Sin embargo, por problemas personales no pudo terminarla y se salió después de un año.

Warner se fue a vivir a Los Angeles, para seguir su sueño (al igual que otros cientos de miles de jóvenes) de ser actor famoso.  Después de cinco años, se tuvo que regresar a Chicago, con las manos vacías.

“- Ahora sí papá… Vengo a trabajar contigo- “, le dijo a su padre cuando lo volvió a ver, y entró como su asistente de ventas en una compañía de juguetes. Así pasaron los años, trabajando al lado de su papá en la empresa de la que ambos eran empleados.

Al paso del tiempo, Warner iba madurando la idea de un negocio propio, pues aunque tenía un sueldo cómodo, así nunca iba a sobresalir. Estando en el mundo de los juguetes, lo más lógico era seguir dentro de la industria.

En un viaje de vacaciones por Italia, vio unos gatitos de juguete, hechos de tela y rellenos de frijol. De regreso de ese viaje, renunció a su empleo y empezó a fabricar unos gatos de juguete muy parecidos.

Empezaron a venderse con éxito moderado, y cuando menos Warner ya tenía su negocio propio. Le dio por nombre a su empresa Ty, Inc.

En 1993, Ty Warner lanzó lo que sería su mayor éxito, su gran idea. Llenó un saquito con frijoles, les puso grandes orejas, les dio nombres como “Splash, la ballena” o “Patti el Ornitorrinco” y así nacieron los Beanie Babies.

Al principio recibieron muchas críticas, sobre todo de sus antiguos compañeros de la industria, pero cuando en la Feria del Juguete de Atlanta se vendieron 30 mil de ellos, los detractores enmudecieron.

Ty Warner construyó todo un imperio con los Beanie Babies. Y lo hizo de forma notable: nunca contrató publicidad, ni los vendió a través de las grandes cadenas de tiendas. Esto hizo que sus juguetes fueran más difíciles de conseguir, lo que los hizo aún más deseables.

Además, una vez que la producción de un modelo se agotaba, era retirado del mercado, haciéndolos artículos de colección, llegando a subastarse por miles de dólares cada uno.

De la noche a la mañana, se creó una histeria colectiva a nivel nacional en torno a los Beanie Babies. En las pocas tiendas autorizadas a venderlos se hacían filas larguísimas de miles de personas. Se iniciaban peleas y pleitos por ellos.

Como la empresa de Warner es privada, no hay registros públicos de sus ingresos, pero se cree que vendía 700 millones de dólares al año.

Hasta que, finalmente, dejó de fabricarlos en 1999.

Ty Werner ha aprovechado muy bien la gran fortuna que hizo, pues su empresa ha seguido funcionando bastante bien, sacando nuevas líneas de juguetes, como las muñecas Ty Girlz.

Además es fuerte inversionista en hoteles, campos de golf y edificios de oficinas, como el Hotel Four Seasons de Nueva York, el San Ysidro Ranch en California, el Kona Village Hotel en Hawaii, y el Resort Ventanas al Paraíso, en Los Cabos, México.

Muchos pensaron que su idea era ridícula y sin futuro, que sus juguetes eran feos y que a nadie le gustarían, pero quien debe de decidir eso es el mercado, las personas que compran los productos y votan con su cartera, ¿no lo crees?

Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

 

Los 13 Principios del Exito de Napoleón Hill

piense y hagase ricoPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Si has visto la película “El Secreto” o leído el libro correspondiente,  entonces debes de saber que mucha de esa información ha sido directa o indirectamente tomada del libro “Piense y Hágase Rico” de Napoleón Hill.

Así que en definitiva, seria bueno que tomes ese libro (con seguridad lo tienes en tu casa) y leas el texto original que dio origen a toda una industria de la auto-ayuda.

Yo, como muchos, tengo una copia del libro. Tengo con ella como unos 20 años, si no es que más tiempo.

Y leyéndolo de nuevo, me queda claro que Napoleón Hill fue un hombre de creencias firmes y definitivas sobre muchas cosas. Fue una persona con mucha perseverancia, tanta, que invirtió 20 años estudiando a personas exitosas y sus procesos de pensamiento, y con sus conclusiones escribió el libro.

El libro se publicó en 1936, en una época en que Estados Unidos venia saliendo de lo que se llamo la Gran Depresión. Es curioso como el libro se publicó en un tiempo cambiante, de turbulencia y esperanza, y apenas un par de años antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Cuando se lee el libro, se pueden aún sentir los efectos de la Gran Depresión. Para un pueblo acostumbrado a salir adelante y acumular riqueza, como es el pueblo de Estados Unidos, venir de varios años de depresión, desempleo masivo y recesión económica debió de haber sido desesperante, y cierta cantidad de dicha desesperación alcanzo a quedar plasmada en el libro.

Una lección mas actual que nunca

Napoleón Hill nos dice que, “en realidad, es un estado de animo decaído, que millones de personas comparten, lo que tiene postrado al país” (Estados Unidos, en esa época).

Eso, y no la economía, es lo que había hecho que muchísimas oportunidades de crecimiento se hubieran desvanecido. Supongo que una explicación similar se pudiera aplicar al México de nuestros días.

Napoleón dijo que escribió el libro para divulgar las cosas que la gente rica hace para tener éxito, con la esperanza de que los que no han tenido éxito, aprendan y mejoren. Y a juzgar por la gente que personalmente conozco y que se han visto inspiradas al leerlo, estoy seguro de que el objetivo de Napoleón se ha logrado.

Y la esencia de su trabajo es que es el pensamiento, y la forma en que este guía a la persona a la acción, lo que realmente importa para alcanzar la riqueza que se ha fijado como meta.

Los 13 Principios de Napoleón Hill para alcanzar el éxito

Hill divide los pasos que componen su formula para el éxito en 13 puntos principales:

  1. Deseo
  2. Fe
  3. Autosugestión
  4. Conocimiento Especializado
  5. Imaginación
  6. Planeación Organizada
  7. Decisión
  8. Persistencia
  9. La Mente Maestra
  10. El Misterio de la Sublimación Sexual
  11. La Mente Subconsciente
  12. El Cerebro
  13. El Sexto Sentido

Al leer el libro, es muy difícil no contagiarse del entusiasmo que Napoleón Hill tenia en la efectividad de sus principios. En su gran obra, Napoleón te muestra la forma en que puedes hacer que esos principios funcionen para ti, al igual que funcionaron para toda la gente de gran fortuna económica que el estudio durante tanto tiempo.

Como han pasado tantos años desde su primera publicación, es posible que necesites ajustar algunas cosas para hacerlas actuales. Eso depende de la fecha del tiraje en particular del libro que consigas, porque ediciones posteriores a la primera han sido modificadas, tratando precisamente de brindarles actualidad.

Napoleon HillQuizá te sorprendas al compararlo con los cursos de auto ayuda recientes… verás que son muy parecidos, y que no te quepa duda de que el libro “Piense y Hágase Rico” es la fuente original de gran parte del material “moderno” que se puede encontrar el día de hoy.

Consíguelo, y tráelo contigo siempre. En tu coche junto a ti, por ejemplo, y cuando te toque un alto o una manifestación (suponiendo que vivas en el D.F.) entonces alégrate, porque tienes oportunidad de tomarlo y ponerte a leerlo.

Cada vez que lo leas, aunque sea un par de paginas, serás una persona cambiada: mas positiva y optimista.

Y cuando lo finalices, puedes reiniciar desde el principio, es uno de esos raros libros en el que hay más profundidad de la que parece a simple vista.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

¿Eres un vendedor?

Como tener exito en las ventasPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

¿Eres tú un vendedor?

Tu estado mental tiene más que ver con tu éxito que cualquier otro elemento.

Hay muchos vendedores que poseen un extenso conocimiento del producto. Tienen numerosos contactos de negocios. Hablan muy bien, Tienen personalidades encantadoras. Y aún así su desempeño en las ventas es promedio. Muchas veces, es sólo por encima de lo aceptable, apenas alcanza para que no los despidan.

Por otro lado, hay vendedores que tienen apenas suficiente conocimiento de lo que venden. Tienen pocos contactos de negocios, no siempre articulan bien sus pensamientos y no tienen personalidades especialmente encantadoras. Aún así sus desempeños en ventas están entre los primeros, siempre.

¿Porqué? ¿Cómo puede suceder esto?

Porque el éxito en las ventas (y en casi cualquier empresa), no es, sencillamente, producto del talento de alguien, o de su personalidad o contactos (claro, todo esto ayuda) sino más bien es el resultado de la actitud de esa persona.

Así es. Tu tendencia natural a tener una expectación positiva, y mantenerla, es lo más importante.

Tu expectación positiva te otorga la habilidad para ver posibilidades junto con la determinación para efectuar las acciones que se requieren para convertir tales posibilidades en realidades.

Tú debes ver un desafío y después de analizar sus aspectos positivos y negativos escoger enfocarse en lo positivo. Detectar posibilidades y visualizar el éxito.

Mientras más te enfoques en los aspectos positivos, es más fuerte tu habilidad para completar con éxito los desafíos, y mientras más fuerte es tu creencia, resulta más fácil llevar a cabo las acciones y completarlo.

Otros, en cambio, verán el mismo desafío y se enfocarán en los aspectos negativos, es decir, todas las razones reales o imaginarias por las cuales el desafío no puede ser completado con éxito. Verán sólo limitaciones y visualizarán solamente fallas.

Mientras más se enfoquen en los aspectos negativos más fuertes tales creencias crecerán y la improbabilidad de completar con éxito el desafío será creciente. Se dan por vencidos o cuando mucho hacen un esfuerzo a la mitad y no tienen éxito.

Tu éxito vendrá, tenlo por seguro, y para eso necesitas, ni más ni menos, actuar con determinación y en forma consistente. Si te dedicas a las ventas, ya tienes todo lo que se necesita para alcanzar el éxito. Cualquier persona puede alcanzar la cima del dinero si es constante y determinado, aún cuando vaya empezando y no posea contactos de negocios o una gran cultura.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

El Principio de la Riqueza

largas filas en venezuelaPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Tus pensamientos conducen a tus emociones.

Tus emociones conducen a tus acciones.

Y tus acciones producen resultados.

Como puedes ver, todo el proceso se origina con un pensamiento. Ahora bien, ¿Qué clase de pensamientos debes de tener para alcanzar una meta de riqueza?

Debes abandonar tu mentalidad de consumidor y pasar a una de productor. Todos siempre queremos comprar algo. Consumir bienes y servicios. Tener ropa cara, autos, entretenimiento. Más del 95 por ciento de la población vive inmerso en esta mentalidad.

Pero si cambias tu enfoque pensando siempre en todo momento qué cosa es lo que puedes tú producir, entonces estarás en el camino correcto.

Y en todo momento puedes producir soluciones.

Busca problemas en el medio que te rodea y piensa en las soluciones que puedes crear para solucionarlos. Si ves que una persona tiene problemas para estacionarse, ¿puedes entonces imaginar un método o servicio que le ayude a hacerlo? Claro que puedes.

Un ejemplo más dramático: en el hermano país de Venezuela la situación está muy crítica. La corrupción y la intervención gubernamental en los procesos de mercado han dado al traste con la economía, situación que se podía suavizar un poco por los precios del petróleo.

Pero ahora que el precio de éste se ha desplomado, el país está en una crisis total.

Aún en este ambiente enrarecido hay oportunidades de negocio para quien sabe hallar soluciones. Para conseguir cualquier tipo de alimentos o producto, se hacen filas interminables que duran horas y horas.

Así, muchos ciudadanos se dedican a levantarse temprano cuando aún está oscuro y se ponen a hacer fila. Después, venden su lugar en la fila a otras personas que necesitan conseguir lo que se está vendiendo y que llegaron tarde, y que corren el riesgo de que se termine y no alcancen.

De esta manera, por increíble que parezca, se ganan la vida y el sustento muchos cientos de personas en Venezuela.

Si todas estas personas en una economía tan deprimida se las ingenian para hallar soluciones a los problemas y conseguir de esa manera algo de dinero, entonces tú por supuesto que también puedes.

No me refiero a que salgas por las mañanas a hacer filas (¿Y porqué no? En Estados Unidos, Europa y Japón también lo hacen, cuando va a salir el nuevo iPhone).

El punto es que adaptes tu mentalidad a estar constantemente a la búsqueda de soluciones ingeniosas, creativas y razonables para resolver los problemas que se presentan todos los días a tu alrededor.

Si generas valor y lo entregas a la sociedad, tal valor regresará a ti en forma de dinero, multiplicado muchas veces.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Creencias para triunfar

como resolver problemasPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Piensa en la situación en que te encuentras. Y piensa en lo que te falta por lograr.

¿No tienes la vida de éxito que mereces?

Si tú crees que la vida es injusta porque a otros les va muy bien pero a ti no tanto, entonces es hora de hacer una pausa y evaluar lo que estás haciendo.

Lo primero que debes de hacer es tomar conciencia de que todos operamos nuestras vidas en base a creencias. A lo largo de tu niñez y de todos los años anteriores, tú has sido programado. No en una sesión sino en muchas, todos los días.

Cuando escuchas la opinión de alguien que admiras o respetas, tu cerebro hace suya una parte de tal comentario. Si el comentario es algo positivo, qué bien. Pero si no, entonces afecta negativamente tu forma de ver las cosas.

Esto puede suceder varias veces en el transcurso de un día normal. Así es como se van formando las creencias bajo las cuales tú actúas.

Gran parte de los resultados que obtienes se explican por este mecanismo.

La buena noticia en todo esto, es que si cambias tus creencias, también cambiarán los resultados que obtienes.

Te sugiero que tu primer análisis de ti mismo sea para mirar de forma distinta los problemas.

Si pasas la vida tratando de evitar problemas, entonces quizás ahí esté la falla.

Un problema no es tal. Es, más bien, una oportunidad. Porque el progreso se hace ideando soluciones a los problemas. Es como cuando vas al gimnasio. Levantas pesas, y eso somete a tensión y estrés al cuerpo, pero el resultado final es que el músculo crece.

Cuando se presente un problema en tu lugar de trabajo, o en tu vida personal, agradece, porque es una oportunidad disfrazada de progresar. Si hace tiempo que no resuelves algún problema, entonces quiere decir que estás dentro de tu zona de confort.

Mientras sigas ahí dentro, no cambiará tu situación. Sigue haciendo lo mismo, y obtendrás los mismo resultados. Permanecer dentro de tu zona de confort es igual a estar estancado.

Cambia la creencia que los problemas son algo malo. O quizás sí lo sean, pero cuando buscas y encuentras una solución, lo bueno que surge de ello supera a lo malo. El balance neto es positivo.

¿Tus clientes se van con la competencia? Vaya problema. No lo evites, no escondas tu cabeza bajo la tierra. Reconócelo y afróntalo. Se trata de una bendición disfrazada, porque al poner tú manos a la obra y resolverlo, saldrás fortalecido.

Tú puedes lograrlo.

Y RECUERDA: Si tú tienes  ya un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…