3 hábitos para el éxito

Hábitos para ser rico Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Los hábitos son algo poderoso.

Un mal hábito puede sumergirte, poco a poco y sin que lo notes, en la pobreza y en la enfermedad.

En la pobreza, porque alguien que pasa todo su tiempo en cosas improductivas, como brincar de un pensamiento confuso a otro, mientras se traslada en el camión urbano a su trabajo (en lugar de ir leyendo un buen libro que le eduque el pensamiento), es difícil que salga de su situación de precariedad.

En la enfermedad, porque cuando ves a alguien que tiene un exceso de peso notorio, de 20 o más kilos, estás viendo a alguien que no llegó a esa situación de la noche a la mañana, sino porque el hábito de comer alimentos poco saludables y en exceso, ha sumado sus efectos a lo largo del paso de los meses y años, colocándolo en una situación que pone en riesgo su salud.

La cosa con los hábitos es que sus efectos no se notan de golpe, sino poco a poco, gradualmente.

Y en eso radica también lo bueno de los hábitos: Si haces algo bueno por ti todos los días, entonces al paso de algo de tiempo (meses) ese pequeño esfuerzo cotidiano, si lo sostienes y perseveras en él, habrá hecho maravillas por ti. Por tu salud y por tu situación financiera.

Como un inicio, te sugiero los siguientes hábitos positivos que pueden cambiar tu vida:

3 hábitos para el éxito

PRIMER HABITO. Establece tus metas y los pasos específicos que tienes que desarrollar para lograrlas, y ponlas POR ESCRITO.

Lo más importante de todo es saber exactamente hacia dónde te diriges y qué es lo que debes de hacer para llegar ahí.

Ponlo por escrito.

Esto es importante porque le indica a tu cerebro algo más tangible que si fuera una idea o pensamiento.

También escribe las fechas tentativas en las que piensas ir ejecutando dichos pasos.

Según los resultados de un estudio que se hizo a lo largo de varios años con estudiantes universitarios, aquellos que establecieron metas y las pusieron por escrito,  alcanzaron más adelante niveles de desarrollo personal y riqueza mucho más altos que los que nunca escribieron sus metas.

SEGUNDO HABITO. ¡Apaga la televisión!

Este hábito es altamente perjudicial.

Mientras mas televisión veas, MENOS exitoso vas a ser.

¿Porqué?

Porque la mayoría de los programas de televisión te hacen perder el tiempo debido a que están diseñados precisamente para eso: para que pongas tu atención ahí el  tiempo suficiente hasta que lleguen los comerciales.

Es lógico, porque de los comerciales sale el dinero para producir los programas.

Pero lo que conviene a los grandes anunciantes no es precisamente lo que te conviene a ti.

Las noticias malas y las situaciones morbosas (telenovelas, programas de chismes) son buenas para captar la atención de la gente, por lo que no sólo te hacen perder el tiempo que deberías de estar usando en mejorarte a ti mismo, sino que implantan en tu charla interna pensamientos negativos, desalentadores y violentos.

Hazte a ti mismo y a tu familia un favor y rompe ese mal hábito.

TERCER HABITO. Asóciate con personas que sean mas exitosas de lo que tu eres.

Es sabido que tenemos la tendencia de imitar a las personas con las que mas compartimos nuestro tiempo. Por ejemplo, fíjate en las parejas que ya tengan varios años de casados: y verás que físicamente se parecen.

Te sugiero que utilices esta característica de la naturaleza para tu beneficio.

Busca pasar tiempo con gente exitosa, honorable, inteligente, con valores y con metas. Según varios estudios sociológicos, tus ingresos económicos tienden a estar dentro del promedio de las tres personas con las que más convives.

Pero si i miras a tu alrededor y por lo pronto no ves a alguien así, entonces puedes recurrir a los libros. Tu nivel de conocimiento, cultura e inteligencia, se elevará hasta estar a la par de todos esos autores, y una vez que estés en ese nivel, las personas de tu alrededor lo notarán, y poco a poco llegarán a ti, físicamente, de carne y hueso, personas afines.

Ya lo verás, esto nunca falla, es, por ejemplo, lo que me ha sucedido a mi. Espero que también te suceda a ti, así que pon manos a la obra de inmediato y usa el poder de los hábitos en tu favor.

Y RECUERDA: Si tú tienes  un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

¿Te gustó este artículo? Entonces haz click aquí para que puedas suscribirte. Al hacerlo, te llegarán en automático a tu correo electrónico…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *